Viernes, 07 de Octubre de 2022

Tranvías de Zaragoza y el comité de huelga han alcanzado un preacuerdo para la firma de un nuevo convenio de tres años (hasta diciembre de 2024), que deberá ser validado por la plantilla en referéndum, suspendiendo así la huelga que empezaba mañana. La cita en el SAMA ha servido para alcanzar un preacuerdo en torno a la negociación del convenio, pendiente ya sólo de la ratificación en referéndum por parte de la plantilla. De este modo se ha dado un paso sustancial para terminar con una huelga que se inició en enero de 2021, y que por tanto se prolongaba más de un año. 

Por parte del comité de empresa, el contenido del preacuerdo se expondrá en una asamblea entre los trabajadores de Tranvías. Y, posteriormente, el viernes, día 4, se votará en referéndum. 

El acuerdo logrado, que significa “una vuelta la normalidad en el servicio de la línea y el final de las repercusiones entre los usuarios”, cuentan desde el Tranvía de Zaragoza y así concluye una negociación que se alargaba ya más de tres años. La reunión estaba prevista tras las tres citas celebradas en el SAMA la semana pasada, en esta última fase de negociaciones, tras varios meses de encuentros.

Las mejoras del acuerdo todavía no han trascendido ya que, como ha apuntado el presidente del comité de empresa, Julián Aramendia, primero deberán explicárselas “detalladamente” al resto de la plantilla. No obstante, las principales demandas de los trabajadores se centraban sobre todo en el aumento salarial y el establecimiento un periodo máximo de conducción ininterrumpida, además de otras medidas sociales, laborales y de conciliación. 

Publicidad