Lunes, 30 de Enero de 2023

La situación de emergencia sanitaria por la crisis del coronavirus también trastoca el día a día de los juzgados aragoneses.

El Pleno de la Sala de Gobierno del Tribunal Superior de Justicia de Aragón, atendiendo a la situación de nivel 2 en la que se encuentra la comunidad autónoma, ha acordado suspender todas las actuaciones judiciales programadas con asistencia de personas a excepción de las consideradas urgentes o necesarias.

Entre las aplazadas se encuentra, por ejemplo, el juicio en la Audiencia de Zaragoza por el conocido como crimen de los tirantes, que se iba a celebrar la próxima semana.


Publicidad


Las peticiones de urgencia deberán cursarlas los jueces a través de sus respectivos jueces decanos y estos serán los que deberán hacerlas llegar a la presidencia del TSJA para su aprobación.

Tanto por el escenario existente en la actualidad como por lo que se puede prever en un futuro próximo, han acordado, además la suspensión de las visitas de carácter colectivo a las dependencias judiciales y las actividades formativas presenciales; restringir temporalmente la asistencia de público a la celebración de juicios y vistas; o limitar el acceso y la concentración de personas en los edificios judiciales.

Asimismo, se ha decidido también aplazar las diligencias judiciales no urgentes que se deban realizar en centros de riesgo (centros hospitalarios o psiquiátricos, de menores, centros de mayores, etc.) y en caso de no poder aplazar las diligencias por ser urgentes se deberá actuar atendiendo, sobre todo, a la necesidad de garantizar la salud de todos los intervinientes.


Publicidad


Del mismo modo, cuando concurran situaciones que afecten a la conciliación de la vida personal, familiar o laboral, relacionadas con la epidemia del coronavirus (Covid-19), se tendrá en especial consideración la concesión de los permisos y licencias oportunos, intentando dar solución a los problemas organizativos que se planteen fomentando el trabajo en remoto.

Por último, desde el TSJA solicitan a la Dirección General de Justicia del Gobierno de Aragón la máxima colaboración en lo referente a la limpieza y desinfección de las instalaciones y el suministro de los materiales necesarios en aras a prevenir contagios.

En este apartado, la Sala de Gobierno hace especial hincapié y califica de “particular importancia” los registros civiles, las dependencias de los juzgados de guardia y las salas de detenidos por ser edificios y dependencias con mayor riesgo.


Publicidad


Ante el escenario cambiante al que se ha de hacer frente, una Comisión de Seguimiento, presidida por Manuel Bellido, será la encargada de vigilar el correcto funcionamiento de las pautas establecidas y dar soluciones ante los problemas que se puedan presentar.

*[Lee toda la última hora sobre el coronavirus en Aragón]

Publicidad