Martes, 07 de Julio de 2020

El presidente de Aragón, Javier Lambán, ha asegurado este domingo que va a “luchar” porque la movilidad de la ciudadanía se pueda producir en el conjunto de la Comunidad de acuerdo a los estándares sanitarios y para que la reactivación económica tras la pandemia de COVID-19 se produzca pronto pero también para que se flexibilicen las normas en el medio rural.


Publicidad


Así lo ha señalado en una comparecencia telemática ante los medios tras participar en la novena reunión de presidentes autonómicos y en las que el jefe del Ejecutivo central, Pedro Sánchez, se ha mostrado abierto a atender las peticiones relacionadas con el medio rural y que a Lambán, ha reconocido, le hacen sentirse “optimista”.

Que a partir de este lunes Aragón sea una de las Comunidades que pueden entrar en la fase 1 de la desescalada para la recuperación de la normalidad tras el punto álgido de la pandemia, demuestra, a juicio de Lambán, que el servicio sanitario y la sociedad ha respondido al desafío y por eso ha apelado “a la responsabilidad y compromiso demostrado hasta ahora para acercarnos a la normalidad completa” y evitar que “de una hipotética relajación volviéramos a la situación que tantas vidas ha costado”.

LA DISPERSIÓN EN EL MEDIO RURAL

En el encuentro de presidentes autonómicos, Lambán ha insistido ante Sánchez en la situación de la España rural y en la necesidad de “darle soluciones de Estado” y de que la crisis sanitaria sirva para tenerlo en cuenta y que no vuelta a salir perjudicado por una crisis.

En este sentido, el presidente aragonés considera que la baja densidad de población debería ser “aprovechada” para el relanzamiento económico del medio rural y su vuelta a la normalidad.

Por eso se ha mostrado “perplejo” porque en Aragón no se haya permitido el paso a la fase 2 del medio rural pese a que, ha asegurado, el decreto de desescalada “lo permitía” y los criterios sanitarios “estaban a nuestro favor” y es por lo que le ha vuelto a pedir que se reconsidere la posibilidad de “saltar fases” o que en este territorio se flexibilicen las normas en cuanto a ocupación de terrazas, entrada a bares o comercios o para el uso de espacios culturales.


Publicidad


“Vamos a trabajar para que si es posible adelantar las fases, tratar de que cuanto antes pueda existir movilidad y buscar excepcionalidades en cuanto a la recuperación de la normalidad”, ha anunciado Lambán quien ha asegurado que “no vamos a plantear medidas temerarias y sin el visto bueno de los sanitarios” y por eso espera que desde los distintos ministerios se sea sensible a estas peticiones

También ha incidido en la necesidad de que en la “vuelta a la normalidad” la recuperación de la actividad económica no vaya “desacompasada” de la del regreso a las aulas educativas, un aspecto en el que ha informado ya trabajada el consejero de Educación, Felipe Fáci.

LA RECUPERACIÓN ECONÓMICA

Lambán ha aprovechado asimismo para transmitir su discrepancia y pedir una rectificación del reparto de fondos a las autonomías por “no respetar” los criterios de dispersión geográfica y baja densidad de población solicitados por Aragón y que hacen que en esta Comunidad el coste de servicios como la Educación o la Sanidad sean “mucho más elevados”.

Le ha instado además que se devuelva a los ayuntamientos los remanentes y les obligue a destinarlo a proyectos relacionados con la reactivación económica, pero que lo negocie directamente con la Federación Aragonesa de Municipios y Comarcas que es la que, ha dicho, “conoce los problemas para dar la respuesta adecuada”.

Lambán ha dicho que la crisis económica “no se superará sin una intensa colaboración entre instituciones y empresas”, que, ha defendido, deben ser “las auténticas artífices de la recuperación y el desarrollo” y por eso le ha pedido afrontar las reformas pendientes que “lastran” la competitividad, “romper con los monopolios de determinados servicios”; simplificar la administración y “desmontar leyes de contratos que favorecen a las grandes empresas en detrimento de las pequeñas y medianas”.

Ha apuntado que los costes energéticos de las empresas no pueden ser superiores a los de Europa; le ha planteado la creación de fondos para la recuperación empresarial que a través de préstamos participativos permitiera disponer de liquidez y poder recuperar el ritmo perdido, sobre todo para favorecer a las pymes y la importancia de alcanzar “grandes pactos” para superar con éxito este grandísimo desafío.

Una cuestión que en Aragón ha abordado con la primera reunión esta semana pasada con el líder del PP regional, Luis María Beamonte, y que continuará a partir de mañana con los responsables autonómicos de Ciudadanos, Daniel Pérez, Vox, Santiago Morón, e IU, Álvaro Sanz

Publicidad
No Hay Más Artículos