Viernes, 03 de Diciembre de 2021

El presidente del Gobierno de Aragón, Javier Lambán, ha emplazado este lunes a los habitantes del medio rural a “aprovechar los recursos” existentes en el territorio para llevar a cabo proyectos que permitan asentar nueva población pero “sin albergar sueños románticos”.

Ha participado en unas jornadas sobre la España despoblada en el campus universitario de Teruel, donde ha expuesto que en algunas zonas hoy despobladas “hace 150 años vivían en un contexto de economía primitiva con una austeridad que sería inimaginable” hoy y “nadie en su sano juicio piensa que zonas como Albarracín puedan volver a tener tanta población como a finales del siglo XIX”.

Lambán ha hablado de la “España abandonada” por “el trato desconsiderado que recibió durante siglos del Estado centralista”, añadiendo que con la aprobación de la Constitución, en 1978, se creó el Estado autonómico y “el apoderamiento político y financiero de los Ayuntamientos”, lo que fue “ni más ni menos que el embrión de un nuevo modelo de país, basado en el desarrollo igual de todos los territorios y en el trato igualitario por la Administración”.

“Desde entonces, a provincias como Teruel, Zaragoza y Huesca les está yendo mejor y, en el caso de Teruel, es ejemplo de esa revitalización de la España abandonada que se está produciendo en el territorio”.

Ha dicho que Teruel tiene “grandes posibilidades” en agroalimentación, turismo y economía circular, de forma que “es una provincia que funciona y tiene que seguir funcionando”, lo que exige que el Gobierno de España tome medidas “imprescindibles”, como una financiación autonómica “justa”, que prime el coste real de los servicios por habitante, o una PAC “que deje atrás los derechos históricos”.

También ha recordado que el convenio de transición ecológica justa se firmará en Andorra (Teruel) y ha confiado en que no se tardará mucho tiempo en dar la “excelente noticia”.

MESA REDONDA

El presidente de Aragón, Javier Lambán, ha contado, durante su intervención en la mesa redonda ‘¿Qué puede hacer Europa por la España que se despuebla?‘, la aspiración del Gobierno que preside de que la comunidad autónoma tenga un modelo propio de energía que permita usar “el cierzo, el bochorno y el sol” de este territorio para reducir la factura eléctrica a los aragoneses y atraer empresas.

Lambán ha detallado que los distintos Departamentos del Ejecutivo autonómico están trabajando y, por ejemplo, se estudia la capacidad de legislar de Aragón y también para conocer “qué modificaciones se deberían plantear en la legislación estatal para acomodar el marco legal a lo que queremos que sea el modelo propio”.

El presidente aragonés ha apostado porque todo el desarrollo en materia de renovables, sobre todo fotovoltaica, “no se produzca contra el territorio, contra la visión de sus habitantes”, sino que haya acuerdos y que estos proyectos se implementen “sin provocar deterioros en otras fuentes de riqueza, como el turismo y la explotación sostenible del paisaje”.

En el caso del reto demográfico, ha dicho que éste ha de referirse al envejecimiento de la población, mientras que sobre el medio rural ha abogado por usar “razonablemente y de manera sostenible el espacio y los recursos”, en vez de pretender que vivan en él el mismo número de población que lo hacía hace 150 años.

A su entender, se debe propiciar una España “más armónica” y un “desarrollo equilibrado”, frente “a un concepto centralista que ha operado en favor de unas regiones” y en detrimento de la España interior y para eso ha defendido a las comunidades autónomas y los ayuntamientos como “instrumentos”, si bien hay que dotarles de “suficiencia financiera”.

Ha añadido que en Aragón, desde todos los niveles de la administración, también gracias a la labor de diputaciones provinciales y comarcas, “llevamos muchos años trabajando” en este sentido y se refleja en que las zonas rurales, “con muchos problemas, pero están saliendo adelante”.

Para Lambán, “Teruel es un paradigma” de esto, un territorio del que ha dicho: “No es el prototipo de la España abandonada”, sino “ejemplo de revitalización” gracias a la instituciones y a la sociedad civil”. “Teruel funciona y tiene mucho por delante”, ha agregado.

La mesa redonda se ha celebrado dentro del ‘Diálogo sobre el Futuro de la España Despoblada’, que tiene lugar este lunes y martes, 15 y 16 de noviembre, en el campus de Teruel de la Universidad de Zaragoza, una iniciativa conjunta del Gobierno de España, la Comisión Europea y el Parlamento Europeo, en la que participan otras instituciones.

Publicidad