Jueves, 30 de Marzo de 2023

El presidente del Gobierno de Aragón, Javier Lambán, ha propuesto renovar el pacto de la Estrategia Aragonesa de Recuperación Social y Económica a través de 15 ámbitos de acuerdo, cuya ejecución va más allá del final de esta legislatura, en 2023.

“No hablo de pedirle a nadie que renuncie a ejercer la oposición con toda la dureza que juzgue conveniente”, ha aclarado, sino de que gobierne quien gobierne después de 2023 “esa reputación de estabilidad y de seguridad que hemos adquirido no se resienta y que las ideas y los proyectos esenciales se sigan produciendo sin solución de continuidad, para sosiego de los aragoneses y para fijar sobre nosotros una mirada positiva y confiada por parte de los demás”.

Así lo ha planteado en el discurso con el que ha abierto del Debate del estado de la comunidad autónoma. “Aquí y ahora, en la sede de la soberanía popular y en un momento en que, tras una horrible pandemia, nos asomamos a una recuperación con muchas oportunidades que no podemos desaprovechar, les propongo a todos ustedes renovar el pacto de la Estrategia”, ha enfatizado.

Lambán ha apostado por que, una vez superada la urgencia sanitaria, se centre la discusión en estos 15 asuntos, algunos de ellos ya planteados y otros nuevos.

Se trata de dar un impulso decisivo a la Formación Profesional para 2023 y cualificar a 150.000 personas que no disponen de ninguna acreditación profesional; coordinar las políticas públicas e impulsar la colaboración público-privada para alcanzar el pleno empleo en Aragón en 2024; un plan de Atención Primaria; y actuar en la economía de cuidados, con un plan de equipamientos sociales y otro plan del Mayor con 29 medidas innovadoras para llegar a más de 211.000 usuarios.

Además, el incremento de recursos propios para la salud mental infanto-juvenil; incrementar la vivienda de alquiler para jóvenes, con como mínimo, 20.000 viviendas públicas de alquiler asequible en los próximos 20 años; reducir las emisiones difusas; constituir en 2022 la Alianza Aragonesa para la Agenda 2030; y un pacto sobre política energética.

EL RESTO DE ACUERDOS

Lambán ha planteado alcanzar un acuerdo para impulsar la cultura como sector estratégico básico e imagen de marca de Aragón, con proyectos tales como la ampliación del Museo de Zaragoza, la creación de Archivo General de Aragón y de la Orquesta Sinfónica de Aragón; y culminar el proceso para dejar de ser productores esenciales de materias primas y pasar a ser fabricantes de alimentos, duplicando las ventas actuales de la agroindustria de aquí a 2025, pasando de los 5.800 actuales a 12.000 millones de euros.

El acuerdo número 12 sería impulsar el proyecto de Juegos de Invierno en el Pirineo en 2030 y, también para ese año, Zaragoza como sede del Campeonato Mundial de Fútbol; el 13, el impulso del Aeropuerto de Zaragoza; y el 14, la apuesta por la desconcentración del aparato estatal para distribuir oportunidades, para lo que, ha avanzado, el Gobierno de Aragón ya ha solicitado al Ministerio de Sanidad instalar en esta comunidad autónoma la Agencia Estatal de Salud Pública.

El último acuerdo, sobre la financiación autonómica, tendrá como objetivo mejor como “mejor arma para luchar contra la despoblación”, ha glosado Lambán.

LA OPOSICIÓN: EL PP, “LAMBÁN ESTÁ ALEJADO”

La portavoz adjunta del grupo parlamentario del PP en las Cortes, Mar Vaquero, ha acusado al presidente aragonés, Javier Lambán, de haber creado “una nueva fractura y una brecha” con la sociedad aragonesa y ha acusado a su gobierno de ser el “más caro e ineficaz” de la historia y de hablar de “propaganda y anuncios” que incumple.

En rueda de prensa, tras escuchar la intervención del presidente en el debate del estado de la comunidad, Vaquero ha echado en falta menciones a los desempleados, de las empresas y comerciantes que han tenido que echar la persiana, de la hostelería y de las personas que están pendientes de recibir una prestación o de los más de 80.000 aragoneses en situación de pobreza severa a los que ha dedicado “poco más de un minuto” al final de su discurso.

Vaquero ha lamentado que no haya reconocido su “incapacidad” para gestionar las ayudas y que de los más de 200 millones pendientes de repartir entre comerciantes, pymes, autónomos y hostelería sólo se ha hecho con 47 o que se haya olvidado Lambán de nombrar el aumento de la factura de la luz, del gas o el precio de la gasolina y el precio de la compra creando así “una gran distancia” con la sociedad aragonesa.

Además, ha criticado el “cinismo” de Lambán al apelar a la “unidad” de las fuerzas políticas cuando el PP lleva más de un año haciendo propuestas para la recuperación económica y social que han sido “permanentemente rechazadas”. A su juicio, el Gobierno de Aragón “no es de fiar”, por lo que ha ahondado en que el PP no puede sentarse a hablar de una segunda Estrategia “cuando no ha cumplido con la primera ni es de fiar”. “Las cosas no van bien” en Aragón, ha concluido Vaquero, para quien la solución a este problema es “buscar una alternativa y cambiar de presidente”

Publicidad