Martes, 04 de Octubre de 2022

El alcalde de Zaragoza, Jorge Azcón, ha subrayado que “sin prisa, pero sin pausa se va a hablar de todo” sobre el nuevo campo de fútbol y tras aseverar que el equipo de gobierno, PP-Ciudadanos, está trabajando ha dejado claro: “No dejaremos de hablar de la ubicación ni de otros condicionantes porque del modelo de estadio, la Federación Española de Fútbol algo tendrá que decir” para ser sede ante el posible Mundial de Fútbol 2030 que acoja España y Portugal. Sobre la gestión del nuevo campo que se haga ha pedido una sociedad, entidad jurídica con todas las instituciones como Gobierno de Aragón, Diputación de Zaragoza (DPZ), Ayuntamiento de Zaragoza y el Real Zaragoza porque “se hará con aportaciones de todas las administraciones”. Es el mismo modelo que siguió la ciudad de Bilbao para la construcción del nuevo estadio de San Mamés y donde se incluyó al gobierno vasco, la diputación foral, la entidad financiera Kutxabank y el propio Ayuntamiento bilbaíno.

Ante el calendario de reuniones del proceso participativo con agentes sociales sobre el campo de fútbol que se abre el 10 de mayo ha avanzado que “se hablará de todo y se verá la voluntad real de acuerdo, que en el futuro que espero sean muchos”. En su intervención durante el debate de un moción conjunta del PP y Cs, que ha salido adelante con el apoyo de VOX y el rechazo del PSOE, ZeC y Podemos, el alcalde ha reiterado tres principios: “busco el consenso, no estoy dispuesto a imponer mi voluntad y hay que escuchar al Real Zaragoza”.

Ha relatado los distintos intentos de hacer un nuevo campo de fútbol en este siglo. Ha narrado que el consenso de 2008, cuando la izquierda decidió –en el distrito de San José– lo primero fue escoger la ubicación y ahora estos grupos de izquierdas priman la forma de gestión, el nuevo modelo y su financiación. A su parecer, ese acuerdo de hace 14 años falla porque “se eligió mal la ubicación” y las cuestiones jurídicas no estaban bien miradas y no tenían que ver con el modelo de gestión.

“SIEMPRE FUE PRIMERO LA UBICACIÓN”

La moción de PP-Cs, que ha salido adelante, reitera la apuesta del Ayuntamiento con el proceso pactado por los grupos municipales para avanzar en el desarrollo de un nuevo campo de fútbol e insta a los grupos a cumplir con los compromisos adoptados para garantizar un proceso participativo que defina la futura ubicación y facilite la consecución de un consenso político en torno a un proyecto estratégico para la ciudad.

La finalidad –añade el texto– es garantizar la posibilidad de que Zaragoza pueda albergar en el futuro grandes eventos, como el Mundial de 2030 o la organización de los Juegos Olímpicos de Invierno de 2030. La concejal de Infraestructuras, Patricia Cavero, ha explicado que esta moción busca el consenso y avanzar para que la quinta ciudad de España tenga un campo de fútbol en condiciones. Ha recordado que hay mayoría en el pleno, pero es mejor que haya más apoyos y que “todos tengamos claro lo que queremos”. Ha señalado que ha habido varios intentos de hacer un nuevo campo de fútbol desde 2001 en Valdespartera, mientras que en 2003 se opta por una nueva Romareda en su actual emplazamiento que se paraliza en 2006 judicialmente; y en 2008 se dijo por el PSOE que San José cumplía.

El portavoz del grupo municipal de VOX, Julio Calvo, ha resumido que La Romareda es obsoleta y la ciudad pierde oportunidades y retornos de eventos deportivos y culturales. El Ayuntamiento no tiene medios suficientes para abordar la financiación de un nuevo campo, ni la reforma del actual, por lo que se precisa la implicación del Gobierno de Aragón, pero el grado de compromiso lo tiene que averiguar el alcalde y también hay que conocer la del club del Real Zaragoza, ha apostillado.

El portavoz de Podemos, Fernando Rivarés, ha dicho que esta moción es generar una “falsa polémica” por una discrepancia de método. “Lo fundamental es que todos queremos comer tortilla” ha aseverado en respuesta a si primero es la gallina o el huevo. “Estamos haciendo el ganso y es retroceder en debates superados. No vamos a entrar en un debate de buenos y malos porque el alcalde no tiene proyecto, solo lo ha presentado Podemos”.

El portavoz del grupo municipal de ZeC, Pedro Santisteve, ha instado moderar este debate de La Romareda porque “igual nos quedamos antes de tiempo”, ya que este asunto se había debatido en una moción anterior y se ha hablado durante toda la semana. Ha añadido que el proceso participativo no les convence porque no hay informes técnicos.

El consejero municipal de Urbanismo, Víctor Serrano, ha recordado que en el segundo semestre de este año la ciudad se tiene que posicionar sobre si quiere ser candidata para el Mundial de Fútbol de 2030. Ha observado que un grupo –el PSOE– “se hace el remolón” porque ha visto que “esto arrancaba de verdad”, pero tendrá que cambiar de posición porque lo pedirá la ciudadanía, que “ve que es una urgencia y una necesidad”.

A su parecer, se ha avanzado más de lo que se está trasladando a los ciudadanos porque ya se habla de ubicaciones, excepto el PSOE, y a ZeC le ha recordado que el Gobierno de la ciudad le ha votado a favor una moción para estudiar la posible reforma de la actual Romareda. “Seguiremos avanzando para tener un nuevo campo de fútbol”.

La portavoz del grupo municipal del PSOE, Lola Ranera, ha subrayado que a los socialistas el campo de fútbol les ha interesado siempre, pero “no vamos a solucionar los problemas electorales de quien se hizo una foto en el campo de fútbol con Lapetra”, en clara alusión al alcalde, Jorge Azcón. Ha estimado que primero tiene que ser el modelo de campo de fútbol, hablar de financiación y de explotación y entonces “igual toca hablar de ubicación”.

Publicidad