Domingo, 05 de Diciembre de 2021

La vicealcaldesa de Zaragoza, Sara Fernández, ha asegurado que la gente podrá acudir “de forma normal” a la plaza del Pilar el 12 de octubre y en los días sucesivos ya que la Virgen estará en la plaza como todos los años, pero el recorrido de la Ofrenda de Flores estará vallado y restringido a los oferentes.

“No es una ofrenda para que la vea el público”, ha remarcado Fernández en declaraciones a los medios -por ello se ha modificado el recorrido por Macanaz y Puente de Santiago, más fácil de vallar-, pero los zaragozanos, “por inercia”, bajan a la plaza del Pilar y podrán hacerlo a no ser que Sanidad imponga nuevas restricciones.


Publicidad



Publicidad


Tampoco hay previsto que haya un ‘conteo’ en los accesos a la plaza para controlar el aforo y evitar aglomeraciones, pero ha dejado claro que “no tiene sentido que nadie se acerque” ese día porque no se va a ver la estructura de la ofrenda, si bien los detalles técnicos están por perfilar. La vicealcaldesa sí que ha adelantado que la estructura en la que estará la Virgen y en la que se depositarán las flores es la misma y que se licitó de forma flexible para adaptarla al número de oferentes, que está todavía por acordar con Sanidad.

Por el momento, se han inscrito 600 grupos en la Ofrenda y el plazo para los oferentes individuales se abrirá cuando se concrete el número final de participantes. La idea inicial del Ayuntamiento es que participen 20.000 oferentes entre grupos e individuales a lo largo de todo el día.

EL AVAL DE SANIDAD

Con respecto al resto de actos programados, ha recalcado que todos ellos cuentan con el aval de la Consejería de Sanidad, que es la autoridad competente en la materia y que “Zaragoza no va a hacer nada que no hagan otros municipios“. De todos modos, ha afirmado que es consciente de que habrá que reforzar la seguridad, al igual que se hace cuando hay fiestas, y poner en marcha campañas de concienciación, aunque ha subrayado que la gente entiende la situación y cumple con las normas.

Asimismo, ha señalado que la Junta Local de Seguridad determinará los espacios más conflictivos de cara a aglomeraciones o botellón, de la misma forma que lo ha hecho en otros momentos complicados como la caída del estado de alarma. La feria taurina depende de la Diputación Provincial de Zaragoza y, en cuanto a los fuegos artificiales, están en el aire a la espera de que la semana que viene se reúnan los responsables municipales con el Departamento de Sanidad, que en todo caso tienen una comunicación constante desde hace meses. Sobre los actos infantiles, el Consistorio trabaja también en una alternativa que permita disfrutar a los pequeños de la Comparsa de Gigantes y Cabezudos, dado que los pasacalles están prohibidos.


Publicidad



Publicidad


Se mantienen el Parque de las Marionetas en el Parque Grande José Antonio Labordeta, la barraca de títeres de Arbolé en la plaza de los Sitios y el espacio Río y Juego, aunque este último remodelado y adaptado a las circunstancias con cita previa y diferentes juegos para evitar la manipulación de objetos.

El ferial licitado es más reducido, concreta espacios y aforos y tendrá un funcionamiento similar al del Parque de Atracciones en lo relativo a la limpieza y la desinfección

Publicidad