Jueves, 28 de Octubre de 2021

La Academia Aragonesa de la Lengua está recibiendo críticas desde todos los sectores. Los últimos en cargar contra dicha institución, sorprendentemente, han sido los responsables del semanario pancatalanista valenciano El Temps, que dirige Eliseu Climent, presidente de honor de Acció Cultural del País Valencià.


Publicidad



Publicidad


Dicha publicación, que está apoyada directamente por la Generalitat Valenciana y por la Generalitat de Cataluña, dedicó este pasado domingo 5 de septiembre un artículo al patués del Valle de  Benasque. El ensayo, que llevaba por título “Un habla catalana singular: el benasqués”, se enmarcaba en la sección “Combates para la historia”. En dicho artículo, firmado por David Garrido, se dice que: “Ahora se ha impulsado la Academia de la Lengua Aragonesa, con una sección dedicada al catalán de la Franja. ¿Cómo queda el benasqués? Es una incógnita. Porque, con el españolismo zaragozano por montera, difícilmente el catalán-benasqués recuperará la vitalidad del pasado”.

Y continúa: “La estrategia está bien clara: separar el catalán de la Franja, sea en Benasc, en Tamarit, en Fraga, en Mequinensa o en Calaceit, (…) Desde los años ochenta del siglo pasado, con la aparición de las normas ortográficas del Consello d’a Fabla Aragonesa, la tendencia entre el aragonesismo lingüístico incipiente ha sido la de desvincular las hablas del Valle de Benasque del catalán (…) Es por esto que, como he dicho más arriba, el aragonés no funciona, o más bien no acaba de ponerse en marcha. (…) ¿A quién molesta que en el Valle de Benasque se hable catalán?”


Publicidad


Según denuncia la ‘Plataforma Aragonesa No Hablamos Catalán’, “imponer el catalán en la zona oriental de Aragón no es más que el caballo de Troya del nacionalismo catalán para extenderse por Aragón a costa de las modalidades aragonesas propias”

Publicidad