Miércoles, 22 de Septiembre de 2021

El Planetario de Huesca es un centro astronómico de entretenimiento y aprendizaje donde visitantes de todas las edades disfrutan acercándose un poco más a las estrellas. El espacio, situado en el Parque Tecnológico Walqa de la capital oscense, da la bienvenida al visitante con una cúpula de diez metros de diámetro. En su interior, se representa en tres dimensiones cada rincón del Universo y permite acercarse a cualquier astro. 


Publicidad



Publicidad


Este es solo uno de los atractivos del Planetario de Huesca, que está en funcionamiento desde 2012. Un observatorio con dos potentes telescopios, un simulador 4D y diferentes aulas así como espacios para talleres y actividades, tanto de interior como de exterior, completan el equipamiento de este moderno centro. El su amplio hall hay varias exposiciones didácticas que invitan al visitante a reflexionar sobre los descubrimientos de la ciencia y la astronomía.

El Planetario de Huesca es el primer centro de este tipo que existe en Aragón y recibe cada año miles de visitantes, sobre todo familias con niños, que van en busca de actividades divertidas y que, al mismo tiempo, aporten algo de conocimiento. De hecho, cuando se puso en marcha este espacio su principal objetivo era el de difundir la cultura, la ciencia y la tecnología, llegando incluso a impulsar las vocaciones científicas en los más jóvenes. 

Para conseguir este importante reto, la oferta de actividades del Planetario de Huesca es variada y se va renovando continuamente. Así, además de la visita al centro, con las proyecciones y los simuladores que casi hacen que uno toque las estrellas, se proponen planes diferentes pero siempre ligados a la ciencia. 

Una de las incorporaciones más recientes ha sido el escape room científico ‘Perfilina y el misterio de la edafóloga perdida’. El Planetario de Huesca se suma así a la tendencia de estos juegos de pistas que consisten en trabajar en equipo para descifrar enigmas y conseguir salir de un espacio cerrado en un tiempo limitado. 

Junto a las visitas guiadas regulares, también se pueden contratar otras actividades como observación nocturna de estrellas para niños o para adultos. Incluso se pueden reservar salas para celebrar cumpleaños infantiles o reuniones familiares. 

Quienes quieran ir un paso más allá de la mano del Planetario de Huesca podrán incluso atreverse con una acampada lunática. La actividad consiste en pasar una noche al aire libre para contemplar la luna, las estrellas y el cielo desde el exterior del planetario. 


Publicidad


En el Planetario de Huesca incluso los bebés tienen su espacio. La actividad ‘Bebenautas’ está dedicada a los más pequeños de la casa, niños y niñas de entre 1 y 5 años que podrán comenzar a descubrir el universo a través de una proyección interactiva en la que ellos mismos son los protagonistas. 

Las entradas generales para acceder al Planetario de Huesca así como los tiquets para cualquiera de las actividades especiales se pueden comprar a través de internet. La mayoría de las propuestas son de viernes a domingo y los precios van desde los 6.50 euros de la entrada a los 40 del escape room para grupos de 3 a 6 personas o los 25 euros de las acampadas.

Publicidad