Jueves, 29 de Septiembre de 2022

Si los recortes en sanidad estaban haciendo mella en los propios ciudadanos, muy especialmente en núcleos rurales, estos se están dejando notar también en localidades de tamaño considerable, como recientemente denunciaban los vecinos de Utebo, que se quejaban a HOY ARAGÓN de la falta de asistencia, con sólo dos consultas abiertas para los casos de extrema urgencia.


Publicidad


A ello se suma también la situación compleja que están viviendo los trabajadores de algunas contratas del departamento de Sanidad, como es el caso de los empleados de la UTE TranSalud Aragón, adjudicataria del transporte de ambulancias no urgente en todo Aragón desde 2020. Como ha dado a conocer el Comité de Empresa, a día 8 de agosto todavía no habían cobrado las nóminas por su trabajo, una situación que se suma a distintas denuncias ante el Salud y la Inspección de Trabajo por múltiples incumplimientos contractuales.

HOY ARAGÓN se ha puesto en contacto con el departamento de Sanidad del Gobierno de Aragón, que ha confirmado que se ha puesto en contacto con las empresas con el fin de que los trabajadores perciban sus nóminas, algo que efectivamente ha ocurrido con fecha 9 de agosto.

La UTE TranSalud Aragón está formada por dos empresas, Ambulancias Egara y Ambulancias Maíz. Como indican desde el Comité, al ser consultadas por el impago de las nóminas, las compañías se culpan la una a la otra. “Desgobierno y la falta de diálogo”, señalan los representantes de los trabajadores. Denunciaron además la “persecución sindical” que estaba sufriendo hace un año la Delegada de CGT, encargada de la Prevención de Riesgos Laborales, a la que el INSS le concedió una adaptación al puesto de trabajo que la empresa a día de hoy le sigue negando.

La “pésima gestión” realizada por TranSalud Aragón está siendo padecida tanto por los trabajadores, como por los pacientes, “debido a la falta de personal, de medios y de  interés” en la resolución de los problemas, apuntan desde el Comité.

Los representantes de los trabajadores responsabilizan a la dirección de ambas empresas y al propio Salud, ya que no da solución ni respuestas ante las denuncias respecto a “la mala gestión, el  desgobierno y una lamentable prestación del servicio”.

“LOS PLIEGOS NO SE ESTÁN CUMPLIENDO”

HOY ARAGÓN se ha puesto en contacto con un trabajador de la UTE, Javier Cabañero, miembro del Comité en Zaragoza, quien ha confirmado que efectivamente las nóminas se han cobrado finalmente. No obstante, los restrasos “se repiten habitualmente”. Como ha apuntado el trabajador, “los pliegos del contrato con el departamento de Sanidad no se están cumpliendo”, y entre las cuestiones que enumera está la falta de personal.

“Hay entre 20 y 25 trabajadores menos que lo que indica el contrato, y eso si contar las bajas que no se cubren”, apunta. Asimismo, Cabañero denuncia que la ropa que utilizan no ha sido repuesta desde el inicio del contrato, en 2020, y que los medios en algunos ambulancias son muy limitados. Por su parte, el hecho de que la plantilla no cuente con el número de trabajadores necesario hace que “se realicen horas extra encubiertas”.

Por otra parte, los sueldos de la compañía llevan congelados cuatro años. Desde el Comité se llegó a un acuerdo con la diracción para una subida del 5% este año y de un 3,5% para el próximo, la cual ha sido congelada, porque, según la empresa “era inasumible”.

Publicidad