Jueves, 28 de Octubre de 2021

La Diputación de Zaragoza ha iniciado las obras de restauración de la casa de las Conchas de Borja, un palacio renacentista que fue declarado monumento histórico nacional en 1978, que en la actualidad está protegido como bien de interés cultural (BIC) y en las que se van a invertir 431.861 euros.


Publicidad


Tras la restauración y el arreglo, con unas obras que tienen un plazo de ejecución de cinco meses, el emblemático edificio albergará la biblioteca del municipio y otros equipamientos socioculturales, informa la institución provincial en una nota de prensa.

Los trabajos se van a realizar cofinanciados con fondos Feder y se centrarán en dos actuaciones principales: por un lado, cerrar la fractura que presenta el inmueble en su lado suroeste a raíz de un derribo realizado en los años 70 y, por otro, recuperar y salvaguardar todos aquellos elementos que llevaron a su catalogación con el máximo nivel de protección.

Un edificio renacentista que volverá a la vida después de 25 años / HOY ARAGÓN

“En la DPZ llevamos muchos años recuperando el patrimonio artístico de la provincia, tanto el de titularidad eclesiástica como el que es propiedad de los ayuntamientos”, recuerda el presidente Juan Antonio Sánchez Quero.

“En el caso de la casa de las Conchas de Borja, hemos intervenido en este palacio porque se trata de un edificio muy simbólico para la localidad que fue construido por la familia de los Vera entre finales del siglo XV y principios del XVI, que es propiedad municipal y en el que no se ha hecho ninguna actuación de conservación desde 1974, hace ya 25 años”, explica.

EL COMPROMISO DE LA DPZ

Sánchez Quero y el alcalde de Borja, Eduardo Arilla, firmaron a finales de 2018 un convenio de colaboración por el que la DPZ se comprometía a costear la primera fase de la restauración de este monumento. Los trabajos de rehabilitación permitirán consolidar este palacio renacentista situado en la parte medieval del casco antiguo de la localidad.


Publicidad


“Dada la mala situación en la que se encuentra el inmueble, desde la DPZ entendíamos que había que rehabilitarlo y recuperarlo para el uso y disfrute de los vecinos de Borja”, destaca Sánchez Quero, quien recuerda que, en paralelo a los trabajos de consolidación que va a ejecutar la institución, el Ayuntamiento de Borja está realizando una segunda fase de la restauración.

“Ambas actuaciones se están ejecutando en paralelo, y cuando estén terminadas el edificio albergará la biblioteca municipal y distintos espacios polivalentes destinados a actividades sociales y culturales y a cursos de formación y de capacitación”, detalla el presidente.

Publicidad