Lunes, 16 de Mayo de 2022

Conseguir que la mitad de la flota de autobuses urbanos de Zaragoza sea eléctrica en 2025 es el ambicioso objetivo del Ayuntamiento de Zaragoza en su compromiso con la sostenibilidad y la mejora de la calidad del aire en la ciudad. La renovación masiva de la flota se está haciendo por orden natural y poco a poco para los años siguientes pero con el firme compromiso de acelerar este proceso que, según cálculos del Ayuntamiento y con la previsión de los fondos europeos, en el año 2025 se consiga tener la mitad de la flota de los autobuses eléctricos. 

Cuando el proyecto se complete al 100%, en un plazo hasta 2030, habrá 320 autobuses urbanos eléctricos recorriendo la ciudad. Por poner un ejemplo: sustituir cada autobús diésel por otro eléctrico supone un ahorro de 1.700 toneladas de CO2 emitidas a lo largo de su vida útil. Por ello, según cálculos municipales, cuando toda la flota esté sustituida por vehículos eléctricos, Zaragoza ahorrará más de 621.000 toneladas de emisiones de CO2“El 27% de las emisiones de gases de una ciudad provienen del transporte público por lo que ésta es la medida más relevante e impactante que podemos llegar a hacer para reducir esa contaminación”, indica Natalia Chueca, consejera de Servicios Públicos y Movilidad del Ayuntamiento de Zaragoza, en declaraciones a HOY ARAGÓN.

Con esta operación, Zaragoza se ha puesto en cabeza a nivel nacional en la apuesta por la movilidad urbana en vehículos eléctricos, habiendo realizado la mayor compra del mercado de buses de este tipo de una sola tacada. Además, el Ayuntamiento ha apostado por una empresa española, Irizar, con la tecnología más puntera, todas las garantías y un diseño moderno y confortable. “Se va a dar un salto cualitativo muy importante para mejorar la calidad del servicio del transporte público. Trabajamos para que los buses sean cómodos, confortables y modernos, y para que el ciudadano que se mueva en transporte público lo haga por convicción y no solo por necesidad”, incide la consejera.

“Es un volumen muy alto que contribuye a mejorar la calidad del aire de Zaragoza y, con ello, la salud de las personas”, añade la consejera. Actualmente, hay cuatro buses eléctricos, comprados en 2020, y para octubre de este año se espera que llegue la primera tanda de los 68 autobuses eléctricos de Irizar que se han adquirido ahora. “Esperamos poder verlos por las calles de la ciudad para las fiestas del Pilar”, apunta Chueca. 

Para que esta ambiciosa apuesta salga adelante es necesario que las cocheras de Avanza estén acondicionadas para los nuevos vehículos. Para ello, las obras para electrificar las instalaciones acaban de comenzar y el proyecto al detalle se va a presentar este lunes. Ya se conoce que, con la nueva infraestructura, la carga se hará por pantógrafo, es decir, por la parte superior del vehículo, y no con un enchufe convencional. Según apuntan desde la concesionaria Avanza, “es un sistema más avanzado que prolonga la duración de la carga”. Representantes del Ayuntamiento, de Endesa X y de Avanza se desplazarán este lunes hasta la subestación eléctrica transformadora (SET) Torre Olivera para avanzar más sobre el proyecto. 

Desde esta SET es desde donde se llevará la línea subterránea de alta tensión (45 kilovoltios) hasta la nueva subestación en las cocheras de los buses. Con este revolucionario y pionero proyecto en España se va a dotar de la capacidad suficiente a las instalaciones para poder cargar la flota completa de autobuses eléctricos. El presupuesto total de las obras supera los 2,4 millones de euros, entre los 577.000 de la línea subterránea y el 1,8 millón de la subestación. 

“El proyecto es más ambicioso de lo que se necesitaría inicialmente pero de esta manera ya tendremos la gran obra de electrificación hecha y para las siguientes ampliaciones solo se necesitarán nuevos cargadores. Todo será mucho más ágil y se evitan riesgos de dejar a la ciudad sin flotas eléctricas”, explica Chueca. El resto de detalles los desvelarán este lunes los protagonistas de este cambio radical en la concesión de autobuses urbanos de Zaragoza.

Publicidad