Martes, 06 de Diciembre de 2022

La última inversión importante en la provincia de Teruel lleva el nombre de Turomas. La empresa dedicada al sector del vidrio va ampliar sus instalaciones en el municipio de Rubielos de Mora, en el que actualmente trabajan 100 personas, creando 40 nuevos empleos en un proyecto que conlleva varias fases y finalizará en 2031.


Publicidad


La iniciativa de la compañía turolense, fundada en 1985, va a suponer una inversión de 7 millones de euros y ha recibido la Declaración de Interés Autonómico por parte del Consejo de Gobierno de Aragón. Esto permitirá agilizar los trámites administrativos, reduciendo los plazos a la mitad.

El proyecto ampliará la capacidad productiva actual de la planta, dedicada a la fabricación de maquinaria para almacenar, cargar y cortar vidrio plano, para poder atender la creciente demanda de sus productos. Para ello, en la primera fase de este proyecto de expansión, diseñada hasta 2028, la compañía construirá y equipará cuatro nuevas naves con un presupuesto de 3,2 millones de euros y creará 30 empleos.

A continuación, entre 2028 y 2031, llevará a cabo la segunda fase del proyecto en la que prevé invertir entre 3,5 y 4 millones de euros más y crear otros diez puestos de trabajo. En esa segunda fase se incluye la ampliación las naves actuales y la conexión de las naves diáfanas con la unidad de mecanizados, el almacén y las naves antiguas. Además, comprende también la instalación de un túnel de pintura automático para abastecer a todas las naves de producción, centralizando este proceso en una única ubicación.

PERFILES LABORALES

La empresa promotora ha explicado que, de los empleos directos que se van a generar, un 20% irán destinados a perfiles de cualificación media, es decir, con titulaciones técnicas o grados medios y superiores; otro 20% de los puestos precisarán de titulación universitaria, principalmente ingenieros mecánicos y de software; y el 60% restante será mano de obra no cualificada, que incluso permitirá la incorporación al mercado laboral de colectivos en riesgo de exclusión.

La empresa tiene un plan de formación continua dentro de su plan estratégico que tiene como objetivo la capacitación tanto de nuevos empleados como de los actuales.

Además de generar nuevos puestos de trabajo directos, la compañía también prevé un incremento del empleo indirecto que genera esta empresa puesto que es previsible que los proveedores de la zona con los que habitualmente trabaja Turomas deban reforzar sus plantillas para atender la creciente demanda.

De esta forma, electricistas, mecanizadores y otras empresas tendrían que ampliar su fuerza laboral en torno a un 25% o 30%. La consolidación y ampliación de un proyecto empresarial como el de Turomas supone un hito estratégico también en términos de fijación de población y atracción de nuevos vecinos al municipio de Rubielos de Mora y a su comarca.


Publicidad


Es un impulso para esta zona poco poblada y, además, estimula indirectamente comercios, hostelería y demás empresas ubicadas en toda la zona, ha señalado el Gobierno de Aragón.

Publicidad