Jueves, 24 de Septiembre de 2020

El Consejo de Ministros ha autorizado hoy un trasvase de 5 hectómetros cúbicos del pantano del Ebro para cubrir las necesidades de agua de Santander y Cantabria una vez agotados los recursos de los sistemas de abastecimiento propios.


Publicidad


Según ha informado el Ministerio para la Transición Ecológica en un comunicado, el agua transferida desde la Demarcación Hidrográfica del Ebro a la del Cantábrico Occidental con ese fin no podrá superar el volumen autorizado, exactamente 4,99 hectómetros cúbicos, y el trasvase está sujeto una serie de condiciones de gestión.

Este periódico ya informó de las intenciones de Pedro Sánchez en abril de 2019, lo cual fue negado públicamente en reiteradas ocasiones por el propio Gobierno de España y el Ejecutivo aragonés. (Lea aquí la información con la documentación que promovía el trasvase en abril de 2019)

La transferencia hídrica se autoriza para el presente año hidrológico, que termina el 30 de noviembre, y en el supuesto de que “exista riesgo de abastecimiento durante el tiempo estrictamente imprescindible para completar las necesidades de la población de Santander y comarcas aledañas, debido al agotamiento de recursos en sus sistemas ordinarias de abastecimiento“, precisa.

Una posición política del Gobierno de España, de PSOE junto a Podemos, que rechaza de lleno el Gobierno de Aragón, liderado por el socialista Javier Lambán. Desde el ejecutivo aragonés se insiste en que el proyecto de trasvase del río Ebro es un agravio a los intereses aragoneses, por lo que acudirán a la vía judicial para que se paralice.

En principio, según ha defendido el presidente Lambán en reiteradas ocasiones, ante la sombra del trasvase que estaba urdiendo el Gobierno de Sánchez, el recurso judicial se plantearía en defensa del Estatuto de Autonomía de la Comunidad y en virtud de la Ley de Aguas y Ríos de Aragón.

CANTABRIA, SATISFECHA

El presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, ha adelantado esta mañana a los medios el acuerdo del Consejo del Ministro, que considera “una buena noticia” porque “de momento” garantiza el suministro, aunque ha subrayado que la región va a seguir reclamando 26 hectómetros cúbicos del embalse.

Según Revilla, la autorización llega después de “una negociación durísima” que ha llevado directamente el consejero de Obras Públicas, José Luis Gochicoa. Ha hecho hincapié además en que “para nada significa” que la comunidad no continúe con “el trámite que se está siguiendo y con pasos muy positivos de cara a recuperar lo que siempre tuvo como concesión de bistrasvase“, 26 hectómetros.

El presidente ha recordado que, en cualquier caso, Cantabria contaba con la alternativa del pantano de Alsa para garantizar el suministro, pero la autorización del Gobierno de España supone “recuperar el agua del pantano de Ebro”, para Revilla, el “más solidario de España”

“Que tengamos esa utilización ahora de cinco hectómetros y luego de 26 es una buena noticia“, ha insistido el jefe del Ejecutivo, que ha hecho estas declaraciones tras reunirse con los responsables de la Autoridad Portuaria.


Publicidad


El Ministerio explica en su comunicado que el volumen de transferencia que se autorice se entenderá como máximo anual medido en los puntos de toma de la cuenca cedente, situados en el embalse del Ebro, en los que será preciso establecer “el adecuado control que garantice que no se supera el volumen máximo autorizado”.

LA EJECUCIÓN DEL TRASVASE

Será la Dirección General del Agua, oídas las Confederaciones Hidrográficas del Ebro y del Cantábrico, la encargada de concretar, en función de las circunstancias hidrológicas y las necesidades de abastecimiento, el alcance y condiciones de la transferencia hasta ese máximo.

El acuerdo del Consejo de Ministros ha sido adoptado tras superar el trámite de audiencia en ambas confederaciones hidrográficas y cuenta con el informe preceptivo de la comunidad autónoma de Aragón.

En el acuerdo quedan definidas también las infraestructuras hidráulicas asociadas a la transferencia. Según Transición Ecológica, se trata de un sistema formado por una captación en el embalse del Ebro y una tubería de transporte en Y, con dos ramales de conexión a los sistemas de abastecimiento de Santander y Torrelavega.

Estas infraestructuras son las previstas en el Proyecto Refundido de Abastecimiento de Agua a Cantabria, que fue objeto de informe de impacto ambiental por resolución de 12 de junio de 2017 de la Secretaría de Estado de Medio Ambiente.

El Ministerio destaca que estas infraestructuras “no impedirán la atención de las demandas actuales y futuras de todos los usos y aprovechamientos de la Demarcación Hidrográfica del Ebro y el cumplimiento de los regímenes de caudales ecológicos, así como la distribución interna de recursos en esta demarcación”.


Publicidad


La transferencia, dice, se someterá al principio de recuperación de costes, de acuerdo con los principios de la Ley de Aguas y de la normativa de la Unión Europea.

Y añade que los usuarios de la transferencia quedan obligados a abonar los cánones y tarifas que resulten de aplicación, correspondientes a los diferentes subsistemas de explotación, y en general, a aquellas relativas al uso de las infraestructuras de las que puedan resultar beneficiados, en la cuenca cedente o receptora.

Publicidad