Jueves, 28 de Octubre de 2021

Zaragoza celebra este jueves la fiesta de la Cincomarzada, un escaparate de las reivindicaciones políticas de los vecinos que este año consideran que “es hora de invertir en los barrios” y dar “un salto económico más potente“, que congrega en el parque del Tío Jorge a cerca de un centenar de grupos, peñas y asociaciones y al que han trasladado su protesta los trabajadores en huelga de FCC.


Publicidad


Unas reivindicaciones de todos los vecinos congregados en la festividad que, desde el Ayuntamiento de Zaragoza, iba a recibir en forma de manifiesto la vicealcaldesa, Sara Fernández, -en ausencia del alcalde, Jorge Azcón, que se encuentra en una reunión en Madrid-, acompañada por el consejero de Participación y Relación con los Ciudadanos, Javier Rodrigo, pero que han impedido los trabajadores de FCC de Parques y Jardines que les han increpado, insultado y empujado hasta expulsarles del recinto.

La vicealcaldesa Fernández ha lamentado estos hechos en una jornada de reivindicación vecinal, en la que ha tratado de mediar la FABZ para que pudieran recoger ese manifiesto que, en cualquier caso “hace suyo”, según ha explicado a los medios.

Fernández ha indicado que existe “contacto directo” entre FCC y el alcalde junto con la consejera de Servicios Públicos del Ayuntamiento, Natalia Chueca, que están “mediando en primera persona” para la resolución de esta huelga que dura más de un mes, y ha pedido que se respete la fiesta de la Cincomarzada.

Previamente, Fernández había destacado que “sin la sociedad civil Zaragoza no sería la ciudad que es” y resaltado la importancia de compartir estas necesidades vecinales y de trabajar “codo con codo” con otras administraciones para poder materializarlas.


Publicidad


Muchas de ellas, ha añadido, “ya están en presupuestos y son para todos los barrios”, como las operaciones asfalto y de mejora de las aceras, mientras que para otras más concretas de equipamientos deportivos y otras instalaciones es necesario contar con el Gobierno de Aragón para ponerlas en marcha.

CINCOMARZADA: UNA FIESTA DE TODOS

El origen de esta celebración se remonta a 1838, dentro de la primera Guerra Carlista, cuando los vecinos de Zaragoza, partidarios de Isabel II, resistieron el ataque y desde entonces se reúnen en una jornada lúdica y festiva que sirve de marco para que las asociaciones de la ciudad expresen sus reivindicaciones.

En una jornada de cielos cubiertos, temperaturas altas para esta época del año y alerta amarilla por viento, música, barras de bar, parrillas, sartenes, pan, chorizos, migas y personas que vienen y van, muchas ataviadas con las camisolas de sus peñas, comparten espacio con mesas informativas y reivindicativas de colectivos de distinta índole, partidos políticos -la mayoría de izquierdas- y sindicatos.


Publicidad


Unas reivindicaciones que, según ha explicado a los medios previamente el presidente de la Federación de Barrios de Zaragoza, Juan Manuel Arnal, parte de una petición general, que “es hora de invertir en los barrios”, lema de la Cincomarzada de este año, después de unos años “muy duros de ajuste económico” en los que ha habido “muchas carencias”.

La Cincomarzada de este año es “más sostenible“, ya que se han repartido 5.000 vasos de cartón y 3.000 platos y 3.000 cubiertos de material orgánico y, por primera vez, según ha destacado la vicealcaldesa, hay contenedores dentro del parque para facilitar el reciclaje.

Publicidad