Jueves, 01 de Diciembre de 2022

En Zaragoza hay censados casi 70.000 perros que conviven con sus propietarios en domicilios de la ciudad. Según los datos disponibles, desde 2019, coincidiendo con la pandemia, la presencia de animales de compañía ha ido creciendo un 10% cada año. Cada vez más personas han incorporado un perro a su familia, con lo que eso conlleva en muy diversos aspectos. Ante esta realidad, el Ayuntamiento de Zaragoza, a través del área de Servicios Públicos y Movilidad, ha puesto en marcha una serie de iniciativas para facilitar la convivencia ciudadana y el bienestar de los animales de compañía, fundamentalmente en los parques públicos, plazas y calles de la ciudad. Para estas acciones se contará con el apoyo y el asesoramiento del Ilustre Colegio Oficial de Veterinarios de Zaragoza (ICOVZ), institución con la que el Ayuntamiento ha firmado hoy un convenio de colaboración que tendrá una duración inicial de un año, prorrogable mientras ambas partes estén de acuerdo en ello.

A través de este acuerdo, el ICOVZ apoyará y difundirá las campañas divulgativas previstas y asesorará al Consistorio en materia de comportamiento animal, tanto para mejorar la convivencia como para diseñar espacios de esparcimiento en parques públicos municipales, entre otras acciones. La consejera de Servicios Públicos, Natalia Chueca, ha explicado que “hemos percibido claramente que, sobre todo desde el inicio de la pandemia, el número de familias con mascotas ha crecido muchísimo. Esa realidad se traduce también en una serie de necesidades en el espacio urbano para mejorar la convivencia ciudadana y, sobre todo, la calidad de vida de las mascotas, que necesitan espacios donde poder disfrutar, jugar o moverse con más libertad que cuando pasean atados con sus propietarios”.

En Zaragoza hay ya alrededor de 120 parques y plazas ajardinadas con superficies continuas superior a los mil metros cuadrados en las que se pueden soltar los perros de 20,00 a 9,00 horas en invierno y de 21,00 a 9,00 horas en verano. “En otros horarios, y salvo en sitios especialmente autorizados, los perros tienen que ir atados”, ha recordado Chueca. Por eso, una de las primeras iniciativas que se pondrán en marcha será la creación de nuevas zonas de suelta de perros en una decena de parques de Zaragoza. Están previstas, inicialmente, en la plaza de Los Sitios, el Parque Grande José Antonio Labordeta, Parque Miraflores, Parque Torre Ramona, La Almozara, Parque Tío Jorge, Santa Isabel, Parque Los Poetas o Campos del Canal, así como en las proximidades del actual edificio de la CREA, en Valle de Broto.

Estos espacios, además de tener elementos como una fuente adaptada para perros e incluso algún elemento de juego, tendrán también cartelería específica para informar sobre buenas prácticas y bancos próximos para uso de los propietarios. “Los propietarios de perros tienen la obligación de conocer y aplicar la Ordenanza municipal sobre la Protección, la Tenencia responsable y la Venta de Animales. En ella –explica Natalia Chueca- se especifica muy claramente cuáles son, por ejemplo, los espacios y los horarios en los que es posible dejar sueltos a los perros mientras se les pasea. Ahora, además, crearemos unos espacios limitados, vallados y acondicionados, con el asesoramiento del ICOVZ, para que en cualquier momento, se pueda acudir con el perro y dejarlo un rato suelto en su interior”.

UNA CIUDAD AMIGABLE CON LAS MASCOTAS

“Queremos –ha añadido la consejera- que Zaragoza sea una ciudad ‘pet frendly’, amigable con las mascotas. Es un compromiso en el que todos debemos colaborar, tanto el propio Ayuntamiento como los propietarios de animales de compañía y, en cierto modo, el resto de la ciudadanía”. En este sentido, es imprescindible que los dueños de perros respeten la normativa y cumplan con sus preceptos básicos, como tener su cartilla sanitaria en regla, el chip y el cuidado general de los animales. En la vía pública, es obligatorio recoger las deyecciones (además de las cacas, es importante diluir el pis con agua y algo de vinagre). A lo largo de los próximos meses se intensificarán las campañas informativas y divulgativas como “Tu pipí me destruye”, que además de cartelería incluirá una nueva distribución de 50.000 botellitas para incentivar la dilución de los orines. La consejera ha indicado que “no se trata sólo de prohibir, sino de convivir y de conseguir una mejor calidad de vida de los animales de compañía”. Así, además de los espacios de esparcimiento, se está trabajando en otras iniciativas que ampliarán las posibilidades de disfrute junto las mascotas. También se va a trabajar con museos y salas de exposiciones de Zaragoza para concertar visitas específicas junto a los animales de compañía. En este sentido, está prevista la realización de una prueba piloto, próximamente, en el Museo del Fuego y de los Bomberos.

Publicidad