Jueves, 13 de Mayo de 2021

María Navarro tiene sobre sus hombros las cuentas de la gran capital más endeudada de España tras años de una dudosa gestión con diversos gobierno de izquierdas, tanto con el PSOE de Juan Alberto Belloch como los últimos cuatro años de Zaragoza en Común.


Publicidad


Y no sólo eso: es la encargada de cuadrar el presupuesto de un Ayuntamiento que en plena pandemia no ha recibido ni un euro de otras administraciones para intentar cubrir parte del esfuerzo financiero o las ayudas destinadas durante estos últimos meses.

En un Gobierno al alimón entre el PP y Ciudadanos, la Consejera de Hacienda popular insiste en que el presupuesto del Ayuntamiento de Zaragoza es solvente. Tanto que no descarta recibir el apoyo de más de un partido político de la oposición, y no sólo del habitual apoyo de VOX.


Publicidad


Se inició la legislatura aireando el lastre millonario de los anteriores gobiernos por sentencias condenatorias o deudas en los cajones, y sin embargo plantean su segundo presupuesto con criterios expansivos. Se aumenta casi todas las partidas del presupuesto. Hay más inversión, aumenta la protección social, se bajan los impuestos y se reduce la deuda. Y todo ello en un escenario de crisis económica con una importante caída de ingresos. ¿Hay truco? ¿Cómo lo han hecho?

Nada más llegar al Ayuntamiento elaboramos un plan urgente de choque, con un presupuesto en 2020 que redujese la mayor parte del agujero de 103 millones de euros que nos encontramos de los anteriores gobiernos, cifrado por el propio interventor general del Ayuntamiento. El plan nos permitió pagar más de 30 millones de euros en sentencias judiciales pendientes de pago y sus correspondientes intereses de demora, y dotamos más de 25 millones en partidas infradotadas.

Además, lo que para mí fue la clave: fuimos capaces en el primer semestre de 2019 en amortizar nada menos que 124 millones de deuda municipal. Con ese plan de choque, junto con la amortización de deuda y la absorción que hicimos del agujero en el presupuesto del 2019, hemos podido afrontar dos años después este presupuesto con una situación económica mejor, aunque sigue siendo complicada, para poder afrontar la pandemia.

El presupuesto se aprobaría ya iniciado el año 2021, en torno al mes de marzo. ¿Por qué no se ha presentado antes?

Porque nosotros llevamos toda la pandemia, desde el 13 de marzo, sin recibir ni un euro de otras administraciones. Desde el Gobierno de España nos han estado diciendo hasta el último momento que se iba a desbloquear el fondo extraordinario para paliar las consecuencias sociales y económicas de las entidades locales, los famosos 5.000 millones de euros.

Decidimos esperar 15 días por si se desbloqueaba ese decreto, porque de hacerlo deberíamos, nada más aprobar el presupuesto, hacer una modificación presupuestaria. Quince días más o menos no afecta en nada a licitaciones ni en el día a día de la ciudad.

“Zaragoza lleva toda la pandemia, desde el 13 de marzo, sin recibir ni un euro de otras administraciones”

¿Podrán sobrevivir los ayuntamientos en caso de que el Gobierno de España no diseñe un plan de ayudas a los consistorios, más allá de los fondos sectoriales como el de transporte?

La situación es de absoluta incertidumbre y nadie sabe cómo van a estar las entidades locales de aquí a un año. En esta incertidumbre, no me atrevo a decir más que tendremos una situación muy delicada con la bajada en la recaudación y un aumento de gastos por la pandemia.

No obstante, yo sigo teniendo esperanzas en que el Gobierno de España no deje de lado a los ayuntamientos que hemos estado, y seguimos estando, todos los días escuchando a los autónomos, comerciantes, hosteleros… Con toda la acción social que hemos hecho, yo creo que desbloquearán ese decreto para darnos ayuda y que podamos compensar los agujeros que nos está dejando la pandemia.


Publicidad


¿No han valorado pedir la mediación del Gobierno de Aragón para que el Gobierno de España entre en razón respecto a las ayudas que reclama el Ayuntamiento de Zaragoza?

Desde el Ayuntamiento de Zaragoza hemos tenido muy claro que en una situación extraordinaria como esta no existen los signos políticos. Aquí tenemos que estar todos a la altura y creo que lo hemos demostrado con el Gobierno de Aragón. El alcalde está todas las semanas en contacto permanente con el presidente del Gobierno de la comunidad y hemos hablado con los ministros de Hacienda y Transporte, así como con los responsables de la acción social.

Además, el alcalde de Zaragoza es el portavoz del Partido Popular en la Federación de Municipios y Provincias, donde están representados todos los alcaldes de todos los colores políticos. Como saben, hemos llegado a acuerdos con fuerzas políticas de muy distinta ideología.

¿Pero entonces le consta que el Gobierno de España vaya a ayudar al Ayuntamiento de Zaragoza?

Dicen que va a haber un decreto para las entidades locales, pero no sabemos con qué cantidades ni cómo se va a repartir. Yo intento creer que va a ser así, porque si no tendremos un problema. Pero no sólo el Ayuntamiento de Zaragoza, gobernado por el PP y Ciudadanos, sino también el Ayuntamiento de Sevilla, gobernado por el PSOE, o el de Valladolid o cualquier otro, dado que la situación es muy complicada.

La consejera de Hacienda del Ayuntamiento de Zaragoza, María Navarro, durante la entrevista / Daniel Marcos

Después de la contención del último presupuesto, la propuesta para este 2021 es más expansiva, con una inversión un 47,2% superior. ¿Es necesario que Zaragoza impulse un gran proyecto para no quedarse atrás respecto a las grandes ciudades españolas?

Creo que es un presupuesto que ha marcado muy bien las prioridades en una situación insólita. Áreas como la de Hacienda se ha reducido en un 8% en beneficio de otras como pueden ser Urbanismo, Economía y Cultura, muy necesarias. Es un presupuesto que destina más de 100 millones de euros a gasto social, porque siempre hemos dicho que lo primero son las personas y las necesidades de los más vulnerables. Un presupuesto que baja impuestos, algo a lo que nos hemos comprometido y llevamos un descenso de tasas de más de 6 millones de euros, sobre todo para sectores tan afectados como autónomos, hostelería y comercio, con un plan de rescate fiscal y una bajada generalizada del IBI.

Pero además es un presupuesto que tiene la mayor inversión de los últimos 10 años en Zaragoza, no tanto en grandes proyectos, sino para todos los barrios de la ciudad. Este Gobierno gobierna para todos, para los vecinos de Delicias y para los vecinos del centro. El presupuesto también aumenta en los tres servicios públicos más importantes: limpieza, parques y transporte, que se han visto muy afectados por la crisis del coronavirus.

Asimismo, se abordan grandes obras que llevaban muchos años presupuestándose y nunca se habían ejecutado, por ejemplo Tenor Fleta.

“Es un presupuesto que tiene la mayor inversión de los últimos 10 años en Zaragoza, no tanto en grandes proyectos, sino para todos los barrios de la ciudad”

¿Pero cree qué Zaragoza necesita de grandes proyectos para que sea atractiva en Europa?

Por supuesto. Llevábamos cuatro años con una ciudad paralizada. Pero grandes proyectos también son grandes avenidas de la ciudad, o plazas y parques. Las entidades locales debemos dedicarnos a aquello para lo que tenemos competencias, para que el día a día de los vecinos sea mejor: que se pueda llegar con puntualidad al trabajo, a los hospitales, a las residencias; para que nuestros hijos tengan parques bien cuidados; para que aceras, calzadas e iluminación estén bien…

Esto son grandes proyectos de ciudad en los que Zaragoza estaba muy necesitada. Teniendo una ciudad cuidada y con unos servicios públicos bien dotados seremos capaces de atraer comercio, el pequeño comercio se verá favorecido, vendrán mayores empresas… Estas cuestiones son más importantes que un gran equipamiento de 70 millones de euros.

Hostelería, comercio y autónomos han centrado hasta ahora las ayudas del Ayuntamiento. ¿Plantean extenderlas a otros colectivos también afectados por la pandemia? ¿Por qué no mediante ayudas directas?

Realizamos una inversión directa de más de 15,5 millones de euros para estos colectivos. También llevamos varios convenios para el sector del taxi, que se ha visto muy afectado.

No hay mayor ayuda directa que el programa ‘Volveremos si tú vuelves’, que ha multiplicado por seis la inversión en la ciudad. Vamos a continuar con la iniciativa en 2021, incluyendo planes específicos para hostelería y para el sector cultural que quiera adherirse.

Por su parte, el Plan Local de Comercio conlleva una inyección directa de 7,5 millones de euros. Por su parte, el Plan de Rescate Fiscal para estos sectores en concreto es de 5,4 millones.

Este Gobierno no está en contra de las ayudas directas. Creemos que deberían plantearlas las tres administraciones conjuntamente: Gobierno de Aragón, Diputación Provincial y Ayuntamiento de Zaragoza. Si el Gobierno de Aragón no nos llama para elaborar un plan de ayudas directas o un plan de rescate para la hostelería, para el comercio o para el sector del taxi…

Escuchábamos al señor Lambán decir que no tenían los recursos para hacer un plan de rescate solvente para la hostelería y ellos tienen más de 7.000 millones de presupuesto, mientras que nosotros tenemos 824 millones. Imagínese la proporción cuando ellos han destinado 19 millones de euros y nosotros 15 millones. El debate de ayudas directas sí o no es estéril y debemos huir de él todos los cargos políticos.

“El gran proyecto que necesita Zaragoza es que el día a día de los vecinos sea mejor”

Se ha abierto la puerta a la venta de suelo para cuadrar el presupuesto. ¿Se trata de una decisión exclusivamente motivada por la pandemia o la consideran un modo de financiarse a futuro?

Yo he visto presupuestos con más de 100 millones de euros en venta de suelo y nosotros hemos presupuestado 34, de los que 16 millones son el hospital de Quirón y otros 6,8 millones es el Parque Pignatelli. Es, por tanto, una venta de suelo muy conservadora en comparación con otros años.


Publicidad


Cuando llegaron al Gobierno de la ciudad, insistieron en lo imprescindible que era reducir la deuda. Sin embargo en este presupuesto se acude a financiación externa para cuadrarlo.

Nosotros recogimos una deuda de 830 millones de euros en junio de 2019. En diciembre de ese mismo año la habíamos dejado en 706 millones. Esa reducción de 124 millones de euros en los seis primeros meses nos ha permitido afrontar una pandemia en la que nos hemos tenido que endeudar a corto plazo. Los 19 millones de deuda del presupuesto actual son únicamente para invertir en los barrios de la ciudad y la reducción de deuda va a seguir a final de año.

Urbanismo concentra una gran inversión, ¿es una cuestión de necesidad o de estrategia?

Donde más se destina de manera objetiva es en acción social, con más de 100 millones de euros. Le siguen Economía, Urbanismo y Cultura. Esta es la prioridad que hemos marcado siempre: personas, economía e inversión, que es lo que nos han pedido todas las entidades vecinales. No es una estrategia, es una necesidad con unas prioridades a las que nos hemos comprometido con los ciudadanos.

María Navarro defiende unos presupuestos solventes en plena pandemia / Daniel Marcos

¿Hay una ciudad a dos velocidades? Parece que este presupuesto sigue sin cerrar cicatrices históricas: la reforma de la Avenida Cataluña, la rehabilitación de viviendas en barrios más humildes o una mayor inversión en la zona del entorno del Pignatelli, entre otras.

Este es un debate que plantea la oposición y creo que no es cierto. La Avenida de Cataluña la tenemos presupuestada con 200.000 euros, pero para realizar un proyecto integral para una vía de estas características es necesario un proyecto, que hay que redactar y después licitar las obras. Los plazos de contratación requieren como mínimo un año.

Podríamos haber presupuestado, como se ha hecho en este Ayuntamiento en el pasado, 3 millones de euros para la Avenida Cataluña pero estaríamos mintiendo a los ciudadanos, porque sé que antes de un año no ibamos a poder meter máquinas aunque quisiésemos.

Hemos presupuestado la realidad: vamos a acometer la Avenida Cataluña para poder licitar las obras, pero engañar a los ciudadanos como se ha hecho en este Consistorio muchos años, presupuestando con grandes millonadas a sabiendas que en ese ejercicio no se podían sacar, es una técnica que este Gobierno no comparte.

Respecto al centro, hay que tener en cuenta que es el salón de la ciudad. ¿Hace cuántos años que no se invierte en él? En él están las grandes instituciones para dar servicio al ciudadano y en él trabajan miles de zaragozanos. En el centro están los mayores monumentos de la ciudad y atrae a la mayor parte del turismo. Las ciudades cuidan sus centros porque repercute en turismo, en inversión, en centros de trabajo…

“En el centro están los mayores monumentos de la ciudad y atrae a la mayor parte del turismo. ¿Hace cuántos años que no se invierte en él?”

La pandemia dificulta predecir cómo se comportará la economía. ¿Es este presupuesto flexible en caso de que la situación se recrudezca?

Por supuesto. Ojalá no tuviéramos incertidumbre y pudiéramos decir que el presupuesto es inamovible, pero no es así. Dependiendo de cómo se desarrolle la pandemia, la vacunación o la presión hospitalaria tendremos que variarlo con modificaciones presupuestarias al igual que se ha hecho en 2020. No obstante, yo intento ser optimista porque la sociedad lo necesita. Nosotros haremos todo lo que haya que hacer y modificaremos el presupuesto tantas veces como sea oportuno. Si tengo que hacer todas las semanas cuatro comisiones de Hacienda las haré.


Publicidad


Es imprescindible el apoyo de VOX para aprobar los presupuestos, los cuales han tildado el presupuesto de “poco creíble” o que el gobierno “no conoce la ciudad”. ¿Cómo lograrán conseguir su apoyo?

El presupuesto se aprueba con 16. Hemos recogido aportaciones de todos los grupos municipales y de las organizaciones vecinales de la ciudad. En el plazo de enmiendas en el que estamos, yo voy a ser permeable a todas las enmiendas que lo mejoren, que seguro que lo mejorarán.

Creo que, en la situación que estamos, es un presupuesto al que es difícil votar en contra. En la mano de los grupos está.

Publicidad