Martes, 27 de Septiembre de 2022

El Ayuntamiento de Zaragoza sigue dando pasos dentro del plan especial Zamoray – Pignatelli, una de las zonas de la ciudad que presentaban mayor degradación y que se quiere recuperar tras numerosas quejas vecinales en un área dentro del Casco Histórico de la capital aragonesa. Para revitalizar el entorno, el Consistorio ha cerrado en las últimas semanas cinco nuevas adquisiciones con distintos propietarios, por un valor total de 594.628 euros.


Publicidad


Estas compras se suman a las ocho fincas que ya se tenían formalizadas o comprometidas por un importe de 2.057.408 euros. De este modo, el nuevo lote de inmuebles y solares comprometidos, de forma parcial o completa, son los ubicados en las calles de Miguel de Ara, 38; de José Zamoray, 17 y 17 duplicado; de Mariano Cerezo, 4; y de Ramón Pignatelli, 88.

En total, ya suman trece las fincas cuya compraventa ha sido comprometida entre las partes y que pasarán a manos municipales para su desarrollo como viviendas o como espacios públicos y sociales, según vayan marcando las necesidades desde el tejido vecinal y social del distrito. Además, Urbanismo ya ha elevado a distintos propietarios otras diez propuestas firmes con valoraciones económicas y de las que se está ahora pendiente de su aceptación o rechazo por parte de los dueños.

“Este Gobierno dio su compromiso de actuación con un barrio de nuestra ciudad que llevaba décadas degradándose y sin ser atendido“, ha apuntado el consejero de Urbanismo y Equipamientos, Víctor Serrano, que ha añadido que “hay un Plan Especial, acciones complementarias, presupuesto municipal y hechos tangibles”.

El consejero municipal ha valorado de forma “muy positiva” la evolución del programa de adquisiciones de propiedades en el entorno Zamoray-Pignatelli, pero ha recordado que “no existe una varita mágica que solucione todos los problemas a corto plazo, todavía queda mucho trabajo por delante”.


Publicidad


“Dentro del Plan Especial Pignatelli se marcaron las prioridades, iniciamos un proceso de localización de muchos de los dueños de estas fincas, analizamos la situación resgistral de las propiedades, y comenzamos los contactos que ahora se materializan en compraventas”, ha detallado. Por ello, Víctor Serrano ha querido agradecer “el esfuerzo y la dedicación constante” de los trabajadores de su Consejería para lograr “en tan sólo siete meses de andadura del Plan Especial, tener trece fincas formalizadas o negociadas y otras diez con propuestas firmes a sus propietarios, así como un proyecto de mejora de la iluminación pública exterior que comenzará a andar a final de este verano”.

Publicidad