Domingo, 22 de Mayo de 2022

Al cambio de cara que están experientando o van a experimentar en breve un importante número de calles y plazas de Zaragoza, como Salamero, Predicadores o la avenida Navarra, se suma Félix Latassa. Su renovación integral comenzará, si no hay imprevistos, este mes de marzo y va a suponer una inversión de 965.920 euros.

El objetivo principal es potenciar el carácter comercial de la vía, ganando espacio para los peatones. Para ello, el eje que discurre desde la plaza de San Francisco hacia la avenida de Goya contará con aceras más anchas, incorporará elementos vegetales que ahora no existen y mejorará la conexión peatonal con nuevos pasos de cebra.

El alcalde de Zaragoza, Jorge Azcón, acompañado por la consejera de Infraestructuras, Patricia Cavero, ha presentado los detalles de esta reforma, incluida en la Operación Calles. El nuevo diseño busca transformarla en una vía mucho más amable para los vecinos y más atractiva para los clientes de sus establecimientos comerciales y hosteleros, mejorando la accesibilidad y la calidad ambiental pero preservando la movilidad.

Azcón y Cavero han presentado la reforma integral de la vía / Miguel G. García

Para ello la calle seguirá teniendo la calzada a diferente nivel que las aceras, contará con un carril de circulación ligeramente sinuoso y una banda de aparcamiento que se situará a un lado u otro en tramos alternos. Esta configuración permitirá ampliar las aceras, mejorando sustancialmente la movilidad peatonal, y habilitar espacios de maniobra para Bomberos para adaptar la calle a la normativa actual.

ARBOLADO DONDE NO LO HABÍA

El ancho de las aceras irá variando de una manzana a otra y se colocará arbolado donde las instalaciones del subsuelo lo permiten, ya que actualmente no hay ningún elemento vegetal. En total, se plantarán 21 árboles de porte medio y plantas arbustivas bajas junto a las curvas de la calzada, lo que ayudará visualmente a identificar el cambio del trazado.

La calzada ligeramente sinuosa se ha diseñado para obligar a los vehículos a reducir la velocidad de circulación. Además para mejorar la conexión peatonal, la accesibilidad y la seguridad vial, se va a crear un nuevo paso de cebra junto al mercado. Tendrá 10 metros de ancho y estará elevado.

La reforma supondrá también la renovación de la red de saneamiento y de abastecimiento de agua y incluirá nuevas conexiones de servicios con las calles Andrés Vicente, La Salle, San Juan de la Cruz, Mariano Barbasán o la propia avenida Goya.

El alumbrado que ahora está colocado en las fachadas se sustituirá por farolas situadas en aceras con tecnología LED y dos luminarias: unas a 6 metros orientadas hacia la calzada y otras a 4 metros para iluminar las zonas peatonales. Además se soterrará el cableado del alumbrado y se dejarán preparadas las canalizaciones para los servicios privados.

Publicidad