Sabado, 22 de Enero de 2022

El Parque Pignatelli es uno de los grandes proyectos de urbanización que tiene en marcha Zaragoza y, con el arranque del año, coge impulso. AEDAS Homes se está haciendo cargo de los trabajos, tras aprobar el Ayuntamiento de Zaragoza su propuesta de 12,07 millones de euros para reconvertir el espacio urbano, de 27.688 metros cuadrados, y construir un máximo de 77 viviendas libres y 30 de propiedad pública.

Como informan desde AEDAS Homes, las obras de urbanización, que ya están en marcha, finalizarán en el último trimestre de este mismo año. Asimismo, esperan obtener este mes de enero la licencia de obras para las viviendas en gestión. Por su parte, las obras de los pisos arrancarían este primer trimestre de 2022.

La promotora apuesta por viviendas amplias en esta zona privilegiada / AEDAS Homes

HOY ARAGÓN ha tenido acceso a las primeras infografías realizadas de las viviendas, siendo la voluntad de AEDAS Homes de optar por pisos amplios, hasta un total de 65, en esta zona privilegiada de Zaragoza. Concretamente, como informó a este medio la gerente de la promotora en Zaragoza, Ana Marrón, tendrán 2, 3 y 4 dormitorios y formarán parte de un único edificio con zonas comunes en la cubierta.

Las viviendas libres tendrán una superficie útil que irá de los 69 m2 las más pequeñas a 126 m2. Por su parte, estarán dotadas de terrazas con 33 m2 de media. La idea, con estos distintos tamaños, es atender a todo tipo de demanda interesada en viviendas de obra nueva en esta zona de la ciudad. Por su parte, las 30 viviendas de propiedad pública van a ser definidas por el propio Ayuntamiento de Zaragoza.

Respecto al entorno, la idea es convertir una zona enorme, degradada y en desuso en el corazón de la ciudad en un espacio de encuentro y disfrute para pasear y realizar deportes. Y también navegar en barca.

Las terrazas con vistas al nuevo entorno verde van a ser protagonistas / AEDAS Homes

El proyecto de urbanización de los antiguos depósitos de Pignatelli prevé el tratamiento de 27.688 m2 de espacio libre resultante de las obligaciones de urbanización del área e incluye tanto los 23.609 m2 correspondientes al suelo calificado como zona verde, como los 3.488 m2 que supone la renovación de la calle Santiago Guallar.

Entre las principales novedades de la reforma, figura la construcción de un gran estanque de agua de casi 100 metros de largo, destinado a la navegación recreativa con pequeñas embarcaciones. “Estamos ante un proyecto más verde, más sostenible, más eficaz y con un mejor impacto visual”, explicó en su presentación el consejero municipal de Urbanismo, Víctor Serrano.

Publicidad