Martes, 06 de Diciembre de 2022

Como viene siendo habitual en el Real Zaragoza, el capitán Alberto Zapater ha sido el primero en dar la cara tras la debacle copera del conjunto maño. El mediocentro es el primer protagonista en sala de prensa de esta semana, en un momento complicado para la entidad aragonesa tras su lamentable imagen frente al Diocesano.

Publicidad

El conjunto de Escribá prepara a conciencia su importante partido de este sábado a las 21h frente al Málaga, el actual colista de la Liga Smartbank, que tiene la misma necesidad que el Real Zaragoza de comenzar a sumar de tres en tres.

Zapater ha reconocido en primer lugar que sigue sintiendo mucha vergüenza tras el partido de la primera ronda de la Copa del Rey. “Lo del otro día es algo que puede pasar todos los años en Copa, les ha pasado a otros equipos, pero me da igual. El club tiene una historia, tiene unas Copas del Rey y esto no puede pasar. Esos partidos hay que ganarlos como sea, no lo hicimos y no hay excusa posible. El jugador tiene que sentir responsabilidad y vergüenza. Estamos en una situación complicada. Tenemos entrenador nuevo y lo del otro día nos avergüenza como futbolistas”.


Publicidad


El jugador de Ejea de los Caballeros también reconocía que el objetivo tiene que ser llegar cuanto antes a la puntuación de permanencia. “Este año es imposible de parar las expectativas por la llegada de la nueva propiedad. No es lo mismo gestionarlas en el Málaga o en el Zaragoza que en otros equipos. Para bien o para mal esto es el Real Zaragoza, son muchos años en Segunda y es complicado para todos. Hay que valorar cada punto. Tenemos que sacar 50 puntos cuanto antes sin esperar a vernos abajo. Hay que activar el modo supervivencia”.


Publicidad


El partido fue especialmente duro para Zapater, que llegó en el partido contra el Diocesano a los 400 partidos oficiales defendiendo la camiseta del Real Zaragoza. El capitán, en su decimosegunda temporada como blanquillo, disputó su octavo encuentro de la presente campaña, alcanzando así esta histórica cifra y convirtiéndose en el tercer jugador del club en llegar a ella. 

El equipo continuará trabajando hasta el viernes, con el único objetivo de lograr una victoria en La Romareda ante su afición, que seguirá apoyando a su equipo a pesar de lo ofrecido por sus jugadores frente al Diocesano en Copa del Rey.