Miércoles, 18 de Mayo de 2022

El sueño de Casademont Zaragoza terminaba ayer con el empate conseguido en la pista de Cadí La Seu en el partido de vuelta de cuartos de final por el título. Las jugadoras de Carlos Cantero hicieron un gran partido, pero no pudieron remontar la gran ventaja que tenía el equipo catalán en el partido de ida del Príncipe Felipe.

Publicidad

El equipo maño tenía que remontar 18 puntos, algo realmente complicado frente a un equipo que terminaba en cuarta posición en la liga regular. Casademont entró muy bien al partido, dominando en todas las facetas del juego y consiguiendo incluso una ventaja de 12 puntos, lo que hizo soñar a la ‘Marea Roja’.

A partir del segundo cuarto, el conjunto rival empezó a recuperar su juego y llegó al tiempo de descanso tan sólo 3 puntos abajo, con un resultado de 21-24 para las aragonesas. Desde ese momento, el partido volvía a estar igualado y Cadí La Seu supo jugar con la ventaja de la ida, llegando al final del partido con un 58-58.

Carlos Cantero se mostraba satisfecho tras caer en cuartos de final y poner fin a la temporada. “Acabar quintas era algo impensable. Lo normal era perder la eliminatoria porque juegas contra el cuarto clasificado. Hay que valorar lo que hemos conseguido cuando nuestra realidad era acabar en séptima u octava posición. Hemos hecho una segunda vuelta que era más difícil y lo hemos hecho mucho mejor que en la primera con covid y lesiones”.

Sobre el partido, Cantero también reconocía que fueron por delante durante todo el choque. “Hemos ido todo el partido arriba prácticamente. En los últimos minutos tienes que jugar los minutos muy rápidos y eso lo que ha llevado al empate. Si hubiese sido un partido normal de liga no habríamos dejado escapar la victoria”.

El conjunto aragonés tendrá ahora descanso hasta la próxima pretemporada y el club se centrará en reforzar de la mejor forma posible la plantilla. El año ha sido exitoso y la base del proyecto parece estar consolidada.