Miércoles, 18 de Mayo de 2022

Casademont Zaragoza ya respira en la Liga Endesa tras sus tres triunfos consecutivos que le han hecho situarse lejos de la zona de descenso. El equipo aragonés ya depende de sí mismo para poder seguir una temporada más en la élite del baloncesto nacional y afronta un final de temporada más tranquilo.

Publicidad

Las tres victorias seguidas frente al Obradoiro, F.C Barcelona y Breogán, ha supuesto que el conjunto de Sakota solvente por la vía rápida su permanencia, aunque falta rematarla con una victoria más, que podría llegar este mismo domingo contra Bilbao Basket.

En estos momentos, el equipo aragonés es uno de los conjuntos más en forma, quién lo iba a decir hace tan solo 3 semanas, con un Casademont que iba directo a la Liga Leb Oro. El último fichaje de Frankie Ferrari, junto a la presencia de Sean Kilpatrick y el buen momento de otros jugadores, ha hecho que Casademont ya no sea un favorito para el descenso.

Este domingo, ante la ‘Marea Roja’, Casademont podría dejar casi cerrada la permanencia. En estos momento, la escuadra zaragozana suma 11 triunfos, dos por encima de Betis, San Pablo Burgos y Morabanc Andorra.

El calendario de Casademont no es complicado, con 4 partidos para el final del campeonato. Los de Sakota recibirán a Bilbao Basket y Morabanc Andorra en el Príncipe Felipe, mientras que viajarán hasta Vitoria para medirse a Baskonia y cerrará la temporada en la pista de Ucam de Murcia.

Un año complicado, en el que los fichajes de las últimas semanas y el cambio de entrenador han resultado ser clave para poder lograr una permanencia que por momentos parecía casi imposible. A Sakota, que le ha costado coger el pulso al equipo, se le puso en duda en sus primeros partidos, pero las tres victorias consecutivas ha hecho que su presencia en Zaragoza pueda terminar siendo positiva.