Lunes, 10 de Mayo de 2021

Cristian Álvarez se ha convertido por méritos propios en el hombre más importante del zaragocismo en los últimos años. Desde su llegada en el verano de 2017, el argentino ha sido clave en las buenas temporadas del Real Zaragoza en Segunda División (pocas) y en salvar al equipo del abismo en los malos momentos.

Publicidad

El guardameta logró este pasado viernes todo un hito en la historia del club. Fue el segundo portero en marcar gol con la camiseta del Real Zaragoza, pero el primero en marcar de jugada con la camiseta del conjunto blanquillo, ya que el otro cancerbero que había logrado anotar con la casaca zaragocista, Chilavert, lo hizo de penalti en el año 1990.

Cristian Álvarez ha pasado esta mañana por sala de prensa para valorar cómo se encuentra el equipo tras el último partido y también para conocer como ha vivido las horas posteriores a su histórico gol. “Todo fueron demostraciones de mucha felicidad y alegría, tanto de mi familia de Argentina como de mi hijo y mi hermano, fue muy bonito compartirlo y disfrutarlo con ellos”.


Publicidad



Publicidad


“Realmente cuando subí a rematar sentí que en ese momento mi mente se ponía en blanco y después pasó todo muy rápido. He recibido muchos mensajes, mucha gente que me ha escrito y ha sido todo muy bonito. Hoy empieza una semana nueva y tengo muchas ganas de que comience el entrenamiento para meternos de lleno en el partido del sábado, nos estamos jugando mucho”, afirmaba Cristian Álvarez.

El argentino también hablaba sobre la jugada. “Cuando veo que es falta me voy a beber agua y pregunto cuando falta, me dicen que está acabado y me hacen señales de que vaya. Voy mirando al míster para que me dé su autorización y también Eguaras me dice que suba. Tiré para arriba y me guardé fuerzas por si las necesitaba para el remate. Me coloco en el segundo palo porque veía que había mucho tumulto delante y pensé que si se levantaba la pelota y pasaba, voy con todo lo que tengo. Ataqué el balón lo más alto que pude y lo demás fue una sucesión de hechos fortuitos”.

Álvarez también hablaba de la trascendencia que tuvo el punto de Lugo. “Veremos que es lo que consigue este punto. Tenemos 5 partidos vitales, nos estamos jugando muchísimo y esperemos que este punto sirva para acercarnos todavía más a la tranquilidad y que se pueda conseguir a falta de unas jornadas, sería fundamental para todo el zaragocismo y para todos nosotros”.

Por último, el guardameta del Real Zaragoza ponía en valor el trabajo en equipo. “Muchas veces los que marcan gol o paran un penalti son los que salen en la foto y salen en las portadas, pero luego hay un grupo de gente que trabaja incluso más que uno y tienen mucha entrega y sacrificio. En este tipo de situaciones conviene resaltar a esta gente, porque se ve una parte muy pequeña de un trabajo enorme de otras personas”.