Sabado, 23 de Octubre de 2021

Con la venta del Real Zaragoza, se inicia un nuevo proyecto que tiene que tener como objetivo prioritario el regreso a la máxima categoría del fútbol nacional. Son muchos los interrogantes que se abren ahora mismo tras este proceso de compraventa, sobre todo, quien sigue en el club tras el cambio accionarial.

Publicidad

Spain Football Capital se hará con el 90,94% de las acciones del club, que ahora mismo están en poder de las familias Alierta (50,56%) , Yarza (13,46%) , Forcén (13,46%)  e Iribarren (13,46%). Salvo giro drástico de los acontecimientos, con la salida de los accionistas, también saldrán el actual presidente, Cristian Lapetra y el director general, Luis Carlos Cuartero.

Lapetra llegó de la mano de la familia Yarza, mientras que Cuartero ya estaba en el club con Agapito Iglesias, siendo una de las personas de más confianza del empresario soriano. La idea de Spain Football Capital es modernizar y profesionalizar el club, con una junta directiva formada por personas relacionadas con la gestión de entidades deportivas. En lo deportivo, tanto Juan Ignacio Martínez como Miguel Montes Torrecilla continuarán en el Real Zaragoza. Los nuevos accionistas del club confían en el trabajo de ambos profesionales, que han conseguido llevar al conjunto maño a permanecer una temporada más en la Liga Smartbank.

Torrecilla lleva ya meses trabajando en el proyecto de la próxima temporada, con varias operaciones avanzadas, pero no puede cerrarlas hasta que no tenga el ‘ok’ de la nueva propiedad. En el caso de JIM, tras lograr la salvación, se ha convertido en un personaje muy querido entre la afición zaragocista, por lo que sería un error dejar de contar con el preparador alicantino. Además, no se esperan cambios en el organigrama de la Ciudad Deportiva, tras varios años trabajando al servicio del primer equipo, con la promoción de muchos futbolistas de talento y con grandes resultados en los equipos de base.

Entre las novedades de la próxima temporada también está la creación de una sección femenina, gracias al acuerdo de 500.000 euros con el Ayuntamiento de Zaragoza. A partir del próximo curso existirá un centro de tecnificación para el fútbol femenino, con el objetivo de tener un primer equipo femenino en un par de temporadas. El mes de julio se antoja decisivo para ver si finalmente habrá salidas importantes en el mercado de fichajes, aunque en un principio, la intención es la de mantener las piezas clave en el equipo, con Cristian, Francés, Francho, Azón y Narváez en la plantilla.