Sabado, 25 de Septiembre de 2021

La SD Huesca ha concluido su stage de pretemporada en Benasque y continuará su preparación en Huesca hasta el primer encuentro de la nueva campaña, que será el próximo 13 de agosto frente al Eibar, el gran favorito para el ascenso de categoría.

Publicidad

El equipo altoaragonés todavía tiene mucho trabajo por delante en la confección de la plantilla, con varios jugadores cerca de salir del equipo oscense y otros tantos por llegar de cara al nuevo curso.

Nacho Ambriz, que debutará en el fútbol español, hablaba tras la concentración en tierras pirenaicas. “Me ha sorprendido el rápido entendimiento de los jugadores hacia mis conceptos y fundamentos futbolísticos. Su actitud no, porque ya conocía al futbolista español. Por eso estoy tranquilo”.

Sobre la estancia en Benasque, Ambriz reconocía que “ha servido para apretar la última tuerca física. Además, contaba con muchos canteranos, que va bien para ver a quién puedo tener en cuenta en un momento de necesidad. Quería conocer más personalmente al jugador. El ser humano, más allá del futbolista”, añadió.

La adaptación del entrenador tanto al club como a la ciudad está siendo muy buena en estas primeras semanas. “Me siento como en casa, como si llevara tiempo aquí. Algo que no me había pasado nunca. Sí que conocía la vida aquí, después de seis años junto a Javier Aguirre, y eso me ha permitido adaptarme más rápido. Me siento muy bien. En el club me he encontrado una familia, con todos dispuestos a ayudarme y apoyarme. Esto nos permite trabajar. Queremos que el equipo tenga una idea futbolística y lo vamos a lograr”, explicaba el mexicano.

El equipo azulgrana jugará este domingo frente al Castellón en el estadio de Pinilla, de Teruel, en otro amistoso de pretemporada.