Martes, 29 de Noviembre de 2022

El Real Zaragoza sigue buscando la fórmula para poder terminar de confeccionar la plantilla de la mejor forma posible antes del próximo 1 de septiembre, fecha en la que se cierra el mercado de fichajes. El club está obligado a dar salidas para poder inscribir nuevos futbolistas, aunque ya ha logrado la llegada del ansiado delantero, con una operación a varias bandas.

Publicidad

La elección del 9 ya está cerrada, con Makhtar Gueye como apuesta elegida por Sanllehí y Torrecilla para cerrar la delantera. El nuevo jugador zaragocista llegaba ayer a Zaragoza para pasar el pertinente reconocimiento médico.  El senegalés ha jugado las dos últimas campañas en el KV Oostende de la Jupiler Pro League de Bélgica, con el que ha marcado 25 goles en 71 partidos. La fórmula será la cesión por uno de los clubes del grupo inversor, por lo que no llegará en propiedad al conjunto aragonés.


Publicidad


Jairo Quinteros será el siguiente en recalar en la disciplina blanquilla. El futbolista boliviano se desvinculaba hace semanas del Inter de Miami y tiene ya todo cerrado desde hace días con el Real Zaragoza.

En cuanto a salidas, el club sigue pendiente de una posible oferta por Pep Chavarría a última hora ,mientras que Narváez o Petrovic podrían seguir sus carreras lejos de la capital aragonesa. El pasado viernes, Carcedo sorprendía con la suplencia de Chavarría, que es pretendido por varios clubes de primera y el club se plantearía su venta siempre y cuando llegue una oferta interesante. Su cláusula es de 10 millones de euros.


Publicidad


El objetivo del Real Zaragoza siempre ha sido el de renovar a Pep Chavarría, aunque las posturas siguen bastante alejadas, ya que el jugador tiene opciones de poder recalar en la máxima categoría del fútbol español. El comportamiento del futbolista es ejemplar y en ningún momento ha presionado para salir del club aragonés. Los próximos días serán movidos en las oficinas de Eduardo Ibarra, con el futuro de varios jugadores todavía por solucionar.

Raúl Sanllehí y Miguel Montes Torrecilla están ante un momento clave en el futuro de la temporada y es que en apenas 2 días, la plantilla quedará cerrada. En los últimos días, el director general habría propuesto una rebaja del 10% del salario a cada futbolista ( una reducción que se devolvería con un incremento en función de la obtención de objetivos) algo que aumentaría el límite salarial. Una propuesta que fue rechazada, por lo que se han tenido que buscar otras fórmulas para la llegada de refuerzos.