Miércoles, 18 de Mayo de 2022

El Real Zaragoza y la SD Huesca afrontan lo que resta de temporada sin nada en juego, ya sin opciones matemáticas de playoff y con el descenso muy lejos. Al equipo de JIM sólo le queda un punto o que Amorebieta y Real Sociedad B no ganen en sus respectivos partidos de esta jornada para lograr la ansiada permanencia.

Publicidad

Los dos equipos tienen por delante cuatro jornadas en las que deberán competir al máximo nivel y es que van a enfrentase a equipos que luchan por el ascenso directo, el playoff o el descenso de categoría, es decir, pueden ser jueces en la recta final de la Liga Smartbank.

El Real Zaragoza jugará contra Alcorcón y Lugo en La Romareda y visitará al Real Oviedo y a la Real Sociedad B. Alcorcón y Lugo no se juegan nada, pero el Real Oviedo está metido de lleno en la lucha por entrar en playoff, mientras que la Real Sociedad B busca una permanencia que parece muy complicada, ya que el conjunto donostiarra está en estos momentos a 4 puntos de la salvación.

La SD Huesca jugará este sábado contra el Sporting de Gijón, un equipo que lucha por evitar el descenso y que se encuentra 4 puntos por encima de la zona roja de al tabla. El equipo asturiano llegará al Alcoraz con Abelardo como nuevo técnico tras la destitución de Pep Lluís Martí. Tras recibir al Sporting, la SD Huesca viajará hasta Bilbao para medirse al Amorebieta, que estará ante una de sus últimas oportunidades de engancharse a la permanencia.

En el penúltimo partido de liga, el Huesca recibirá a la Real Sociedad B, otro rival que también lucha por permanecer en la Liga Smartbank, mientras que la última jornada enfrentará al conjunto de Xisco con el Valladolid, que se está jugando el ascenso directo con Eibar y Almería.

Un final de temporada en el que Real Zaragoza y SD Huesca deben mantener la tensión competitiva para no adulterar la competición, enfrentándose a rivales que luchan por todo tipo de objetivos.