Lunes, 08 de Agosto de 2022

El Real Zaragoza sigue avanzando como club tras la llegada de Jorge Mas y el nuevo grupo de accionistas mayoritarios. Los movimientos comenzaron hace ya meses con la elección de Raúl Sanllehí como director general, un hombre vinculado con anterioridad al F.C Barcelona y al Arsenal. Sin embargo, han ido pasando los meses clave en el cambio accionarial y tras la Junta General Extraordinaria de accionistas, cada vez son más los trabajadores o consejeros que proceden del Club Atlético de Madrid, una entidad que ya está estrechamente vinculada con el Real Zaragoza en materia deportiva y societaria. 


Publicidad



Publicidad


Esta gran sinergia entre el Atlético de Madrid y Real Zaragoza tiene dos grandes protagonistas, cruciales en el proceso de compraventa, Pablo Jiménez de Parga y Miguel Ángel Gil Marín. Una situación que nunca se llegó a mencionar cuando el nombre de Jorge Mas sacudió la actualidad informativa por su llegada al accionariado del club. A día de hoy, a tenor de las informaciones publicadas, como la adelantada el pasado mes de mayo por León Sepia, Jorge Mas sólo es el presidente del club y no el máximo accionista y propietario, que sería Pablo Jiménez de Parga.

El propietario y máximo accionista del Real Zaragoza es Pablo Jiménez de Parga, abogado y consejero del Atlético de Madrid / Ecija

Global Tavira S.L es la sociedad que controla el 50,1% de las acciones de Real Z LLC, sociedad compradora del Real Zaragoza, en la que Jiménez de Parga y Joseph Oughourlian son socios, pero el abogado español cuenta con el 88% de las acciones, es decir, es máximo accionista del club. Su relación con el Atlético de Madrid es de sobra conocida, siendo secretario del Consejo del Atlético de Madrid y de Atlético HoldCo, sociedad que controla el 66% del conjunto madrileño. Jorge Mas cuenta con 50% de Real Ventures junto a su hermano José , una sociedad que en estos momentos tan sólo cuenta con el 25% de Real Z LCC.

Tras el fugaz paso de Jorge Mas con Gustavo Serpa a Zaragoza para firmar el contrato de compraventa del club en una céntrica notaría de la capital aragonesa, viajaron a Madrid donde cenaron precisamente con Miguel Ángel Gil Marin y Joseph Oughourlian, como recogió “El Chiringuito”:


Publicidad


Publicidad


Publicidad


UNA VINCULACIÓN MUY ESTRECHA

Esta nueva relación se empezó a reforzar con el nombramiento de Mariano Aguilar y Emilio Cruz tras la celebración de la mencionada Junta General Extraordinaria. Tal y como se informó en HOY ARAGÓN antes de la firma de los nuevos accionistas, el club iba a sufrir cambios en su organigrama para modernizarse y empezar a parecerse cada vez más a los clubes de la máxima categoría nacional. 

El departamento de comunicación ha sido el primero en experimentar dicho cambio y también tiene a dos ex trabajadores del conjunto colchonero como nuevos hombres fuertes en la relación con los medios. También el departamento jurídico ha visto como ha llegado un nuevo integrante anteriormente relacionado con la estructura colchonera. Además, Cristina Llop, de Écija Abogados (donde Jiménez de Parga es vicepresidente), también entraba en el consejo de administración. 

Por último y no menos importante, la parcela deportiva ya cuenta con dos futbolistas propiedad del Atlético de Madrid y todavía podría llegar un tercero. Las nuevas excelentes relaciones entre Gil Marín y el Real Zaragoza han hecho que no hubiera ningún tipo de problema para que Giuliano Simeone y Víctor Mollejo refuercen al equipo maño. Los dos jugadores tuvieron propuestas de otros clubes, pero finalmente decidieron llegar a la capital aragonesa para progresar en sus respectivas prometedoras carreras. Desde la dirección  deportiva todavía existe el interés por otro futbolista rojiblanco, que completaría el número máximo de cesiones que se permiten de un mismo club.


Publicidad


La nueva era del Real Zaragoza pretende contar cada vez más con el Atlético de Madrid como compañero de viaje, un club que ha experimento un cambio sideral en la última década, convirtiéndose en un club capaz de competir a los clubes más poderosos de Europa y compitiendo de tu a tú con Real Madrid y F.C Barcelona en la competición doméstica.