Viernes, 12 de Agosto de 2022

La SD Huesca vuelve a tener este domingo una gran oportunidad de acercarse a los puestos de playoff. El equipo afronta el partido tras la remontada de Oviedo, donde perdía 3-0 y lograba empatar 3-3 en una gran segunda parte.

Publicidad

No lo tendrá nada sencillo el conjunto altoaragonés, que recibirá al Lugo, un equipo irregular, que se encuentra en la duodécima posición con 36 puntos. El conjunto gallego llegará al choque tras una buena dinámica, en la que encadena varios partidos consecutivos sin perder, aunque con dos empates consecutivos.

Andrés Fernández, guardameta del Huesca, reconocía que en El Alcoraz no pueden fallar más. “Da igual el equipo que venga, en casa y con nuestra gente tenemos que tener ambición y salir a ganar todos los partidos”.

Por su parte, Rubén Albés, entrenador del Lugo, explicaba que el Huesca es un gran equipo. “Si ahora mismo empezara la temporada, estaría peleando arriba, por el ascenso. Me interesa que vayamos con autoestima, personalidad, atrevidos, que creamos en nosotros mismos”.

El partido será especial para Gerard Valentín, que se enfrenta al que fuera su equipo antes del mercado de invierno. El lateral debutó con gol en el choque contra el Mirandés, pero no pudo jugar contra el Real Oviedo por lesión.

Además, Xisco tendrá que reorganizar la defensa debido a las bajas de Jorge Pulido e Ignasi Miquel, este último por acumulación de amonestaciones. El encuentro dará comienzo este domingo a las 18:15h en El Alcoraz, con arbitraje de Álvaro Moreno Aragón, del comité andaluz.