Martes, 13 de Abril de 2021

La SD Huesca sigue colista, a 4 puntos de la permanencia tras la disputa de la última jornada, pero no varía su hoja de ruta para conseguir la permanencia. El equipo es consciente de la dificultad que entraña salvarse, pero es un reto que puede convertirse en realidad si el equipo no falla en los partidos clave que tiene por delante.

Publicidad

El equipo suma 2 derrotas y un empate en las últimas 3 jornadas, por lo que puntuar ya es una obligación. La primera gran prueba para la SD Huesca llega este sábado con el partido frente a Osasuna. El equipo de Pacheta recibirá al conjunto navarro con el único objetivo de conseguir los 3 puntos.

No será sencillo y es que Osasuna ha logrado distanciarse del descenso en las últimas jornadas y pasa por un buen momento.

Tras recibir a Osasuna, el Huesca afrontará dos jornada clave en su lucha por mantener su puesto en primera. Visitará el Ciudad de Valencia para enfrentarse al Levante el próximo 4 de abril, mientras que el día 11 tendrá una autentica final contra el Elche en el Alcoraz, un rival más que directo.


Publicidad


El encuentro más complicado que le queda al equipo de Pacheta es contra el Atlético de Madrid (actual líder de la liga) en el Wanda, en un horario todavía por definir, fijado para mitad de abril.

El objetivo del Huesca es llegar vivo a las últimas jornadas de liga, fuera del descenso o muy cerca de los puestos de permanencia. La Liga Santander tiene todavía 11 partidos por delante en los que se pueden dar muchas situaciones.

Las últimas 5 jornadas del equipo esta temporada le enfrentará a la Real Sociedad, Cádiz, Athletic, Betis y Valencia.  El equipo sigue estos días preparando la cita más inmediata, la del sábado contra el equipo navarro, donde Pacheta podría volver a contar con Sandro y Mosquera