Jueves, 08 de Diciembre de 2022

La SD Huesca vuelve este sábado al Alcoraz y lo hace con el único de objetivo de seguir con su buena dinámica de resultados. El equipo oscense acumula ya 4 puntos de los últimos 6 en juego y además lo ha hecho con la portería a 0, algo fundamental en la categoría de plata del fútbol español para estar en la parte alta.

Publicidad

El calendario es el idóneo para el equipo altoaragonés, que se mide a rivales de la zona baja de la tabla. Los azulgranas afrontan en siete días tres compromisos ante Lugo, el Oviedo y el Racing, en un mes de octubre clave para que el equipo se sitúe en la zona noble de la tabla clasificatoria.

Timor ha sido uno de los protagonista de la semana y explicaba que tan sólo en dos partidos el equipo no estuvo al nivel. “Quitando los partidos de Cartagena y Albacete, el equipo ha estado muy bien y ha estado dentro del partido hasta el final. El equipo viene en buena dinámica y cree en lo que hace en los partidos”.

Para este partido, Ziganda podrá contar con Florian Miguel, que fue sustituido con molestias en el choque contra el Granada, pero estará disponible el sábado. Enfrente estará un Lugo que llega al partido con tan sólo 8 puntos, tras dos victorias, dos empates y 4 derrotas.

El encuentro también será especial para José Ángel Carrillo, que se enfrentará a su ex equipo y ya está preparado para competir. Carrillo fue uno de los fichajes importantes del Huesca para esta temporada, pero su presencia en el equipo ha sido testimonial.

El arbitraje correrá a cargo de Saúl Ais Reig, del comité valenciano, en un partido que dará comienzo este sábado a las 18:30h en el estadio oscense.