Miércoles, 06 de Julio de 2022

La SD Huesca comunicaba ayer su nuevo organigrama y la creación de una comisión ejecutiva formada por Sergio Gracia, Fernando Callizo y Alberto Larraz. Todos ellos serán los máximos responsables en la toma de decisiones del club aragonés.

Publicidad

El club se está empezando a mover de cara a la confección de la plantilla de la próxima temporada y ya ha tomado su primera gran decisión: cesar a Rubén García como director deportivo. De esta forma, el responsable de la parcela deportiva en los últimos tres años finaliza su etapa en la entidad azulgrana, con aciertos y errores.

García llegó a la SD Huesca en abril de 2019 y, tras el regreso de los azulgranas a Segunda División después de su primer curso en LaLiga Santander, confeccionó en un momento complicado para el club una plantilla ganadora que regresaría a Primera de inmediato, en el curso 2019/2020. Lo haría además como campeón, levantando con Míchel Sánchez en el banquillo el primer trofeo del fútbol profesional para los oscenses.

Gran parte de las incorporaciones de aquella temporada resultaron cruciales para la consecución del mayor éxito deportivo de la historia del club. La pasada campaña el equipo azulgrana rozó la permanencia y solo cayó de la forma más desafortunada en la última jornada del campeonato, con Pacheta al frente. En esta campaña, bajos las órdenes de Nacho Ambriz y Xisco Muñoz, los resultados no han acompañado durante un curso al que le quedan dos jornadas para finalizar.

Más allá de su aportación en cuanto a incorporaciones de jugadores, Rubén García ha participado activamente en el crecimiento de la SD Huesca tanto en la implementación de las nuevas tecnologías aplicadas al fútbol como en su experiencia en la formación de jóvenes futbolistas, gracias a su amplia trayectoria en Estados Unidos como técnico en clubes y miembro del organigrama de scouting de la selección nacional estadounidense.

El club se centra ahora en la búsqueda de un nuevo director deportivo, que será el encargado de formar una plantilla de garantías para la próxima temporada, en la que el ascenso volverá a ser el objetivo prioritario de la entidad aragonesa.