Jueves, 08 de Diciembre de 2022

La Romareda fue el escenario de uno de los eventos deportivos del año en Aragón, con el regreso de la selección española a Zaragoza. El estadio maño estuvo lleno hasta la bandera y es que había muchas ganas de volver a ver a España en Zaragoza. 31.188 personas no se quisieron perder la vuelta del combinado nacional 19 años después.

Publicidad

Zaragoza demostró estar perfectamente preparada para ser sede del Mundial 2030, algo que Jorge Azcón, alcalde de Zaragoza, calificó de paso fundamental momentos antes del encuentro. “Este es un paso fundamental de cara al Mundial 2030. Zaragoza tiene que demostrar que está preparada para acoger a la selección española. El Mundial de 2030 es una aspiración legítima de Zaragoza. Este es un paso para demostrar que podemos estar”.


Publicidad


El encuentro terminó con una dura derrota de España, 1-2, tras los goles de Akanji y Embolo. El gol español lo anotaba Jordi Alba tras una buena asistencia de Marco Asensio. El conjunto de Luis Enrique tendrá que afrontar el partido de esta semana frente a Portugal como una final, ya que el equipo que consiga la victoria logrará el pase a la Final Four de la Uefa Nations League.

El partido fue especial por muchos motivos, entre otros, porque fue el último encuentro del combinado de Luis Enrique en territorio nacional antes del Mundial de Qatar, que dará comienzo a finales de noviembre.


Publicidad


Uno de los grandes momentos fue el debut de Borja Iglesias con ‘La Roja’, llevándose la ovación del que un día fue su afición, la del Real Zaragoza. El ‘Panda’ salió al terreno de juego en el minuto 62’ ante la alegría de la afición zaragozana. “Estoy muy agradecido siempre que se me relaciona con esta ciudad y con el club. Solo tengo palabras de orgullo de mi parte. Les quiero mucho”, afirmaba Iglesias tras el partido.

La Selección Española se desplaza esta semana a Braga, donde jugará frente a Portugal el martes, en otro partido correspondiente a la UEFA Nations League y con el pase a la Final Four en juego.