Jueves, 29 de Julio de 2021

La venta del Real Zaragoza entra en un momento histórico con el cambio de propiedad muy cerca de producirse. La opción encabezada por Francisco Domínguez Otero y los hermanos Álvarez del Campo, integrantes de la sociedad Spain Football Capital, que viene con el aval del accionista Fernando de Yarza, ya tiene el ‘OK’ de todas las familias que forman el accionariado del conjunto maño y firmarán antes de que finalice esta semana la compraventa del club. De esta manera, Fernando de Yarza se sale con la suya y gana el pulso a César Alierta que acepta vender su mayoría a la sociedad Spain Football Capital que viene de la mano de un fondo latinoamericano.

Publicidad

Han sido días frenéticos, con la aparición de otra vía de compra, que finalmente llegó tarde y de la que no se tiene tanta información como la presentada hace meses por Spain Football Capital. La familia Alierta ha estado indecisa hasta estos últimos días, aunque finalmente se ha optado por aceptar la llegada del nuevo grupo comprador.

La operación pudo saltar por los aires tras el parón en la negociación con la irrupción de la segunda vía, aunque el interés del grupo comandado por los hermanos Álvarez del Campo y Francisco Domínguez es muy alta, con un importante ingreso de dinero en las maltrechas arcas del club. Según Heraldo, la inversión rozaría los 50 millones de euros y se pretende disponer de un límite salarial cercano a los 10 millones de euros para esta temporada. El fondo de inversión que está detrás de esta operación es de origen latinoamericano, aunque no se descarta que aparezcan más inversores en las próximas semanas. Esta compraventa tendrá que tener el visto bueno del CSD y de La Liga, como sucede en todas las sociedades anónimas deportivas en España. La patronal, de momento, no tiene constancia de este movimiento accionarial.

El convenio de acreedores (que tiene como fecha limite este miércoles ) se modificará, con un nuevo nuevo calendario de pagos hasta el año 2030. El club ha logrado convencer a más del 50% de los acreedores, algo que también ha acelerado las cosas en las últimas semanas para llevar a cabo el cambio accionarial. La idea de los nuevos propietarios es llegar a julio con todo decidido en cuanto a la formación de una nueva junta directiva. Se esperan cambios en la presidencia y en la dirección general, donde aparecerán hombres de confianza de los representantes del fondo inversor.

Como ya informamos en HOY ARAGÓN, Spain Football Capital está representada por Alejandro y Carlos Álvarez del Campo, hijos de Carlos Luis Álvarez ‘Cándido’, famoso periodista asturiano que falleció en 2006. Francisco Domínguez Otero es un conocido abogado del búfete DTR, especializado en derecho deportivo, que ha participado en otras ventas de clubes de fútbol como la del Andorra, en la que Gerard Piqué se hizo con el paquete accionarial mayoritario a través del grupo empresarial ‘Kosmos’.  Además, también ha tenido vinculación con el FC Barcelona. Según la RFEF Francisco Domínguez Otero también es representante de futbolistas a través de la agencia FEEL WINNER.

Se espera que antes de que finalice esta semana la venta sea oficial. Con un nuevo proyecto más ambicioso, que tiene como objetivo prioritario devolver al Real Zaragoza a la máxima categoría del fútbol español.