Miércoles, 05 de Octubre de 2022

El futuro de la aviación, tanto respecto a los cada vez más numerosos vuelos de pasajeros como los de carga, es una cuestión controvertida debido al enorme gasto energético que supone y el impacto que tiene en la sostenibilidad del Planeta. En este contexto, el centro tecnológico aragonés AITIIP lidera el proyecto HERON, en colaboración con Alchemie UK y AERNNOVA, para desarrollar alas de avión que reduzcan el consumo de energía tanto en los procesos de fabricación como en los vuelos.

Publicidad

El proyecto, financiado por la Comisión Europea con casi 1 millón de euros, ha logrado desarrollar un conjunto de tecnologías innovadoras para fabricar alas de avión mucho más sostenibles. Los sistemas diseñados combinan la fabricación aditiva híbrida (impresión 3D en metal-polímero) y procesos de mecanizado de alta precisión para mejorar los parámetros aerodinámicos y cinemáticos de un ala en movimiento.

El objetivo final es rentabilizar los procesos de producción, adoptando la economía circular en toda la cadena de valor de la aeronáutica, para que los aviones del futuro consuman menos combustible en vuelo y reducan sus emisiones de CO2 en un 30%.

En este sentido, las tecnologías y utillajes desarrollados en HERON buscan mejorar procesos y estructuras, disminuyendo también en un 30% el tiempo de ciclo de producción. Esto, a su vez, reduce los costes de fabricación en un 20%, el consumo de energía en un 25% y el impacto medioambiental tanto en el entorno de producción como en el aire.

URGENCIA POR SER MÁS SOSTENIBLES

Según los datos de la propia Unión Europea, el transporte aéreo representa cerca del 2% de los 36.000 millones de toneladas de CO2 generadas al año por la actividad humana. Por ello, tanto a los procesos de producción como a las propias estructuras de los aviones les urge orientarse hacia esa sostenibilidad, empezando por un desarrollo de tecnologías, materiales y piezas más eficientes en términos de rentabilidad energética y económica. En ese sentido, la metodología del proyecto HERON, enmarcado en el programa europeo CS2JU, se asienta sobre varios ejes estratégicos.

La metodología de vanguardia de HERON se empleará para fabricar el demostrador del ala de un avión, mediante el cual se podrán estudiar los parámetros técnicos y propiedades cinemáticas y aerodinámicas de las que serán las alas de las aeronaves del futuro.

Publicidad