Jueves, 29 de Septiembre de 2022

Dato tras dato, Aragón estaba dando muestras de una recuperación del empleo significativa en los últimos meses. Y esto lo ha corroborado ahora el Instituto Nacional de Estadística con la última EPA, correspondiente al segundo trimestre del año: la tasa de paro en la Comunidad se sitúa en el 8,98%, la cuarta cifra más baja de todas las autonomías españolas.


Publicidad


En este segundo trimestre la población activa en Aragón aumentaba en 2.100 personas en un año, que se traducía en un incremento del 0,33% anual. Así, el número de activos en primavera se situaba en un total de 645.200 personas en Aragón.

Por su parte, el número de ocupados en la Comunidad ascendía a 587.400 personas, es decir, 13.300 más que un año antes, lo que equivale a un aumento del 2,32% anual. Como consecuencia de ambas variaciones, el número de parados disminuyó en 11.200 personas en un año, quedando en un total de 57.800 personas en situación de desempleo.

Con ello, la tasa de paro se situaba en el 8,96% de la población activa aragonesa en el segundo trimestre del año, tasa inferior en 1,77 puntos porcentuales a la observada en el mismo trimestre del año anterior. A su vez, la tasa de paro aragonesa era 3,52 puntos porcentuales menor a la media nacional en el segundo trimestre de 2022 (12,48%).

Por comparación con el resto de comunidades, Aragón presenta en el segundo trimestre de 2022 la cuarta tasa de paro más baja de entre todas las ellas, por detrás de Cantabria, País Vasco y Navarra.

PARO JUVENIL

La tasa de paro juvenil, es decir, la que afecta a las personas de entre 16 y 24 años de edad, se situaba en el segundo trimestre de 2022 en el 27,63% de la correspondiente población activa en Aragón. Por su parte, en el promedio nacional la tasa de paro juvenil en el segundo trimestre de 2022 se situó en el 28,53% de su población activa.

El número de hogares con todos sus miembros activos en paro durante el segundo trimestre de 2022 se situó en Aragón en un total de 18.700, lo representaba el 4,91% del total de hogares aragoneses donde había al menos un activo, 2,28 puntos por debajo del promedio nacional. En el conjunto de España, en el segundo trimestre de 2022 había 990.300 hogares con todos sus miembros activos en paro, situándose en el 7,19% del total de hogares con al menos una persona activa.

POR SECTORES Y GÉNERO 

Atendiendo a los sectores productivos, en el segundo trimestre de 2022 el empleo aumentaba en servicios mientras se reducía en los tres casos restantes. Así, la ocupación aumentaba en primavera un 5,57% anual en servicios, equivalente a 21.500 ocupados más que en el segundo trimestre de 2021.

En sentido contrario, el empleo sufría caídas en el segundo trimestre de 2022 del 1,16% anual en agricultura, del 4,88% anual en construcción y del 5,06% anual en industria. Ello se traducía en una pérdida de 400, 2.100 y 5.600 empleos, respectivamente.

Atendiendo al género, el comportamiento del mercado laboral aragonés fue netamente más positivo entre las mujeres, como se detalla a continuación. En efecto, en el segundo trimestre de 2022 la población activa femenina aumentaba de forma significativa, hasta alcanzar 307.700 mujeres activas, 4.400 más que un año antes, lo que supone un incremento del 1,46% anual.

Sin embargo, la población activa masculina sufría una caída del 0,70% anual en el segundo trimestre, equivalente a 2.400 activos menos, hasta quedar en 337.400 hombres disponibles para trabajar.

En materia de empleo, el aumento de la ocupación favorecía particularmente a las mujeres, ya que en primavera había 274.400 mujeres ocupadas, es decir 13.100 más que un año antes, equivalente a un fuerte incremento del 5,01% en tasa anual.

Por su parte la ocupación masculina aumentaba un débil 0,06% anual en el segundo trimestre, equivalente a 200 ocupados más en un año, quedando en un total de 313.000 hombres ocupados en el período.

Como consecuencia de estas variaciones, el número de paradas se situó en 33.300 mujeres en el segundo trimestre del año, 8.700 menos que en el mismo trimestre del año anterior, lo que dejó la tasa de paro femenina en el 10,82% de su correspondiente población activa.


Publicidad


En el colectivo masculino los parados eran 24.500 hombres en el segundo trimestre, 2.500 menos que un año antes, lo que condujo la tasa de paro masculina al 7,26% de su población activa.

Publicidad