Domingo, 26 de Septiembre de 2021

La inversión millonaria de la multinacional Becton Dickinson supone un antes y un después en la ciudad de Zaragoza. Su implantación con el volumen que conlleva es la mayor captación de inversión que se recuerda en Zaragoza en décadas.


Publicidad


Los números hablan por sí solos: una fábrica de 100.000 metros cuadrados, con más de 165 millones de euros de inversión, la creación de 750 empleos directos como mínimo y la fabricación de material sanitario que es, a día de hoy, el bien más preciado. Pero no ha sido el único anuncio desde que el gobierno de Zaragoza, liderado por Jorge Azcón en la coalición PP y Ciudadanos, iniciara el mandato.

Hace pocos meses, en plena crisis sanitaria por la pandemia de COVID19, el Ayuntamiento de Zaragoza anunció la adjudicación de terrenos para el hospital privado que construirá el Grupo Quirón, con una inversión mínima de 100 millones de euros y la posibilidad de crear más de 800 puestos de trabajo directos.

Estas dos inversiones conjuntamente disparan la atracción de inversión millonaria de dos compañías diferentes pero enmarcadas dentro del sector sanitario. Una situación que refuerza los nuevos horizontes del hub médico que puede empezar a suponer la capital aragonesa, tanto en España como para el resto del mundo.

“El Ayuntamiento de Zaragoza tiene claro que nuestro objetivo es ser un ejemplo de eficacia y buen hacer. Queremos que el urbanismo sirva como un instrumento para captar riqueza. Si alguien quiere invertir, que sepa que es el momento de hacerlo en Zaragoza”, detalló el alcalde de Zaragoza, Jorge Azcón, durante el anuncio de la instalación de Becton Dickinson en el polígono industrial Empresarium.

LAS CIFRAS DE INVERSIONES

Las inversiones en suelo municipal detallan que algo se está moviendo en la ciudad. Del año 2003 al año 2021, apenas hubo actividad urbanística con la compra de terrenos. Tan sólo 30.000 metros cuadrados para uso industrial consiguió colocar el Ayuntamiento en el mercado.

Sin embargo, en menos de dos años durante el actual gobierno municipal, principalmente con la llegada de Becton Dickinson, el Ayuntamiento ha vendido más de 125.000 metros cuadrados públicos para la instalación de iniciativas empresariales.

Esta estrategia de captación de inversión es piedra angular del relato político que pretende trazar el alcalde Jorge Azcón. Tanto es así que está despejando su agenda en ocasiones para centrarse en reuniones extraoficiales con empresas nacionales o compañías internacionales que tengan algún interés en invertir en Zaragoza para los próximos años.

Publicidad