Viernes, 27 de Mayo de 2022

El presidente del Grupo Pikolin, Alfonso Soláns, ha recibido el Premio Empresario de Aragón 2022, por “fortalecer la marca Aragón en el mundo entero”, como ha resaltado en la entrega el presidente de la Comunidad, Javier Lambán. La entrega se ha realizado en el marco de la VI Cumbre Empresarial por la Competitividad, organizada por CEOE Aragón, con apoyo del Ejecutivo autonómico y el patrocinio de Ibercaja.

Lambán se ha referido a Alfonso Soláns como “el más representativo de la empresa familiar y de un proyecto de éxito”, que ha hecho posible, no solo haberla engrandecido bajo su gestión, sino de dejar un legado con continuidad en sus sucesores. Para el presidente aragonés, “la marca Aragón, que lleva camino de ser imbatible, está sustentada en gran parte por los empresarios que habéis aplicado la excelencia”.

Visiblemente emocionado, Soláns ha mostrado su compromiso por lo local al tiempo que el holding empresarial está presente en tres continentes. Ha reconocido la capacidad de colaboración a la que ha invitado la crisis pandémica, en una comunidad acostumbrada al pacto y al diálogo. Como despedida ha recordado que, “para descansar mejor hace falta estar cansado, tener la conciencia tranquila y tener un buen colchón”, en un claro guiño al fundamento de su empresa.

Alfonso Soláns, que se considera “un aragonés más en este gran territorio que merece la pena y es un orgullo”, se ha sumado a “ese sentimiento de la cumbre” al hablar de la financiación autonómica y ha señalado que “la financiación entendida como ahora es un error gravísimo ya que Aragón tiene peculiaridades que deben ser consideradas” en todo momento.

SABOR A DESPEDIDA

La cumbre ha tenido un sabor a despedida. Javier Lambán ha tenido palabras de afecto y reconocimiento para el actual presidente de CEOE Aragón, Ricardo Mur, a quien ha confesado que echará de menos por compromiso en los momentos difíciles, como el inicio de la pandemia donde era imposible encontrar material sanitario de protección.

Asímismo, ha destacado su capacidad de haber organizado la Cumbre Empresarial de la Corona de Aragón, capaz de haber reunido a los presidentes y organizaciones empresariales de cuatro comunidades autónomas: Aragón, Baleares, Cataluña y Valencia. A juicio de Lambán, sería muy positivo que su sentido de entender el diálogo social se mantenga en el futuro de la organización empresarial.

También ha aprovechado para felicitar a Antonio Garamendi, presidente de CEOE, por su contribución al pacto para la reforma laboral, un logro que a su juicio debería obtener un reconocimiento unánime.

Precisamente, ha apelado a este diálogo, que en Aragón suena a “música celestial”. El presidente de Aragón ha puesto en valor “lo que se ha conseguido en estos cuarenta años” y ha planificado el trabajo siguiente por la “vía de los pactos, del diálogo y de compartir un proyecto común como aragoneses”, con quince foros de diálogos y, sobre todo, con una puesta en común de la gestión de los fondos europeos que tienen que ser una “oportunidad” para todos y no “poner palos en las ruedas”.

Publicidad