Miércoles, 27 de Octubre de 2021

Hay empresarios de éxito que empezaron con sólo una idea y poco dinero, otros tantos emprendedores están desarrollando startups para crear una economía más colaborativa o incluso hay grandes empresas que cuentan con startups y talento externo para innovar en sus procesos internos. La conclusión es evidente: la empresa ha cambiado (y cambia) a un ritmo vertiginoso.


Publicidad


Estas empresas innovadoras que proyectan su futuro con ilusión han creado un proyecto empresarial que les permite adelantarse a los retos que vendrán en las empresas para tener éxito en la actualidad. ¿Y si nos adelantamos al escenario del próximo 2025 para empezar a tener éxito ya?

En esta línea nos explica Luz Lopez, directora del ‘Ecosistema Más Empresa’ de Ibercaja, los objetivos principales que debe perseguir una empresa con un horizonte del año 2025: ser más innovadora, más digitalizada, más sostenible, más emprendedora, más transformada culturalmente y más diversa.

“Como motor del cambio, la innovación permite implementar nuevas soluciones para nuevos escenarios. Innovar es utilizar el conocimiento y el talento para mejorar el mundo, para hacer avanzar a la sociedad, los negocios y el planeta”, cuenta para valorar que la innovación es vital en cualquier compañía.

Sin embargo, Luz López destaca dos objetivos que deben ser casi los más primordiales para entender hacía donde se mueven las empresas en el futuro. Por un lado, la actitud por el emprendimiento en mayúsculas que “es la pasión por la ejecución o la manera de enfrentarse al mercado sin barreras”; y la transformación cultural que determinan “una nueva inteligencia colaborativa con nuevas fórmulas”.

La digitalización, la diversidad o la sostenibilidad también son otros objetivos que debe emprender cualquier empresa para cosechar un éxito en poco tiempo. Con estos ingredientes, defiende Luz López, especialmente en el compromiso por la sostenibilidad, las empresas “deben tenerlo implícito en su propósito como organización para garantizar su supervivencia, su perdurabilidad en el tiempo. Por ello, se debe abordar desde el aspecto económico, ético, social y, por supuesto, medioambiental”.

*Escucha aquí en ‘La Radio del Vamos’ las reglas imprescindibles que debe cumplir una empresa para adelantarse a los retos del futuro en un horizonte del año 2025.

Publicidad