Viernes, 03 de Diciembre de 2021

Iberdrola apuesta por Aragón como polo de crecimiento en renovables, lo que durante 2020 se puede ya traducir en cifras. El impacto socioeconómico de la actividad de la compañía en la Comunidad alcanzó los 215 millones de euros, reforzando así su papel como uno de los principales motores de esta región y liderando proyectos junto a otras empresas como la hidrogenera de Plaza.

Durante el pasado ejercicio, la compañía realizó pagos por valor de 37 millones de euros a más de 110 proveedores aragoneses e invirtió 100 millones de euros.  Aragón es uno de las zonas que está impulsando a Iberdrola en España, donde ya opera con cerca de 500 megavatios (MW), la mayoría renovables.

La compañía prevé duplicar la potencia en los próximos años con la tramitación de otros 500 MW verdes con proyectos como las fotovoltaicas de Peñaflor, Fuendetodos y Escatrón, que cuentan ya con acceso de conexión y análisis ambiental. Adicionalmente, la compañía tiene previsto promover el desarrollo de proyectos eólicos y fotovoltaicos que suman más de 700 MW en diferentes zonas de la región.

PARQUE EÓLICO DE PUYLOBO

Iberdrola puso en marcha durante 2020, en tiempo récord y durante la pandemia, el parque eólico de Puylobo (49 MW), en la provincia de Zaragoza, que evita la emisión de 19.000 t CO2/año a la atmósfera. Parte de su producción provee de energía 100% renovable a los 13.500 puntos de suministro de la red propia de Vodafone en España, tras el acuerdo de compraventa de energía limpia a largo (PPA) suscrito entre ambas compañías.

Iberdrola también ha puesto en marcha el proyecto de Azaila (50 MW), en Teruel, su primera planta fotovoltaica en la comunidad, que produce ya energía limpia equivalente a las necesidades de consumo de más de 24.000 hogares al año. Este proyecto preserva la biodiversidad y promueve la convivencia de energías renovables y actividades agroganaderas, mediante el acceso de ganado bovino a la instalación para el aprovechamiento de pastos.

Otra iniciativa que lidera Iberdrola en Aragón es el proyecto para la generación de hidrógeno verde, que contempla la construcción de una hidrogenera en la Plataforma Logística Plaza, con el objetivo de electrificar el transporte pesado. La instalación representa una inversión superior a los 36 millones de euros e incluiría la construcción de una planta fotovoltaica de autoconsumo.

Esta actuación está respaldada por instituciones y empresas aragonesas y tendría un gran efecto tractor en la región, tanto en términos de creación de empleo como por la contratación de servicios y compra de material y equipamiento a compañías de la Comunidad.

Publicidad