Miércoles, 12 de Mayo de 2021

No acaban las malas noticias para el sector hostelero y las últimas noticias sobre restricciones en Semana Santa no ayudan. Horeca ha realizado un sondeo sobre la ocupación de hoteles en la provincia de Zaragoza y, actualmente, las reservas son inferiores al 10%.


Publicidad


Con esos datos, los Hoteles de Zaragoza y Provincia prevén una ocupación máxima del 20% sobre el total de las plazas disponibles para los próximos días festivos. Dicho porcentaje es el que se espera alcanzar con las reservas de clientes de última hora.

Con estas cifras, desde la asociación esperan que sea una Semana Santa histórica en lo negativo: nunca, desde que se disponen de cifras, se había llegado a este nivel de ocupación. La comparativa, respecto al año 2019, es demoledora: entonces se cerró con una ocupación media del 79% y con picos de ocupación, las noches más fuertes, del 83% en la capital zaragozana e incluso del 91% en la provincia.

En cuanto al precio de venta medio por habitación, se espera que esté sobre los 50 euros y la estancia media estará situada en 1,2 noches. Para 2019, el precio de venta medio se situó en 80-89 euros por habitación y la estancia media rozó los 2,5 días.

La procedencia de los clientes será eminentemente local (60%). Se espera que un 30% lleguen de la provincia y Aragón. El 10% restante, corresponde a clientes nacionales: trabajadores obligados a desplazarse al destino u otro tipo de clientes que retornan a su lugar de origen, pero que pernoctan fuera del ámbito familiar.

SITUACIÓN ACTUAL DE LOS HOTELES

La imposibilidad de desplazamientos, el bajo nivel y atractivo de actividades, y la poca oferta turística relacionada con esta Semana Santa, así como las restricciones propias que se dan en los establecimientos turísticos y el resto de la hostelería, hace que muchos alojamientos sigan optando por estar cerrados en este momento. Se calcula que entre el 30% y el 40% del parque hotelero seguirá cerrada para esta Semana Santa.

Las previsiones de apertura para muchos establecimientos son inciertas. Del porcentaje indicado, uno de cada dos establecimientos manifiestan que abrirán una vez se levanten las restricciones; sobre todo las relacionadas con la movilidad. El resto de hoteles que actualmente están cerrados, manifiesta que tiene previsto abrir en verano.


Publicidad


Desde Horeca denuncian que la viabilidad económica, en prácticamente todos los establecimientos hoteleros, es imposible con estos niveles de ocupación. Los hoteles de Zaragoza necesitan, de manera urgente, según indican, que se recupere la movilidad con los desconfinamientos. Con ello se garantizaría cierta recuperación económica, la actividad empresarial y la recuperación de parte del turismo (el nacional, al menos).

De la misma manera, reclaman ayudas urgentes que puedan provenir de cualquier administración para poder hacer frente a algunos pagos fijos. También solicitan la posibilidad de prorrogar los ERTEs en el sector, que solo en 2020 perdió en la provincia de Zaragoza más de 88 millones de euros de facturación.

Por último, desde Horeca han querido recordar que se ha trabajado para que la actividad en los alojamientos abiertos al público sea segura, tanto en espacios comunes, como en los de uso privado. De hecho, en los hoteles se realiza una trazabilidad completa de todos los clientes, a diferencia de lo que pueda darse en otro tipo de alojamientos, en los que este control pueda resultar más complicado de realizar.

Publicidad