Martes, 15 de Junio de 2021

Crecer en Europa y Estados Unidos – donde ha abierto su primera planta en 2020- y ser más eficiente y sostenible. Estos son los grandes objetivos de la compañía aragonesa Saica en su plan hasta 2025, en el que prevé una inversión de 230 millones cada año para seguir liderando su mercado.

Publicidad

La empresa con sede en el Burgo de Ebro ha ideado esta hoja de ruta para mantener un crecimiento rentable, incidiendo especialmente en la sostenibilidad. Entre las actuaciones que se van a llevar a cabo están la mejora de la eficiencia de sus cuatro áreas de negocio, en un contexto que el presidente de la compañía, Ramón Alejandro Balet, ha definido como “desafiante” a nivel económico, tecnológico, generacional, climático y de globalización.

COMPROMISO MEDIOAMBIENTAL

El plan está focalizado en centrar los esfuerzos en reducir la huella de carbono y acercarse al ‘Residuo Cero’. Para ello, la empresa ha señalado que colaborará con instituciones científicas y tecnológicas. El objetivo, “acercarse a un futuro cada vez más sostenible”, han señalado desde la compañía.

Las plantas se dotarán de la última tecnología, con el fin de contar con “servicios punteros que aseguren la máxima calidad de productos y servicios”, han explicado. La evolución desde el punto de vista tecnológico es “un motor imprescindible”, han destacado, recordando que la digitalización de los almacenes y la lucha contra la obsolescencia de las fábricas así como la puesta en marcha de calderas de biomasa son algunas de las iniciativas realizadas hasta ahora en esta dirección.

La empresa ha lanzado esta información después de conocerse recientemente el proyecto estratégico nacional (Perte) que encabeza junta a otras 49 empresas. Con él, se podrían crear 2.400 empleos directos en los tres próximos años, con una inversión de 1.400 millones de euros.

El Gobierno de Aragón apoya la manifestación de interés (MDI) presentada por la Cadena de Valor del Papel, porque Aragón fabrica más de un tercio de todo el papel que se produce en España y ha pedido el apoyo del Gobierno central, a través del ministro de Seguridad Social, para que puedan recibir financiación de los fondos Next Generation.

Publicidad