Miércoles, 06 de Julio de 2022

Todos diferentes: ese es el gran valor de la humanidad, su gran riqueza. Y, en el ámbito de la empresa, contar con diversidad en una plantilla se traduce en sumar más talento para alcanzar mayores objetivos. Para remarcar los beneficios que supone, la Fundación Picarral, fuertemente ligada a este barrio de Zaragoza, ha lanzado una campaña de comunicación titulada ‘La diversidad del talento. El talento de la diversidad’.

Publicidad

Está protagonizada por buena parte del alumnado de la entidad: estudiantes de ciclos de ‘Cocina, Restaurante, Bar’, y ‘Fabricación y Montaje’ de la Escuela de Hostelería TOPI, junto a los del Centro de Formación SERPI. Son ellos mismos los que muestran de manera natural la enorme riqueza que contiene dicha diversidad.

La campaña cuenta como eje central un vídeo, que “pone en valor la diversidad de los talentos existentes en nuestra sociedad y la necesidad de reconocerlos en todas sus expresiones”, tal y como argumenta Alfonso Dolset, director gerente de Fundación Picarral.

SUPERAR CUALQUIER ESTEREOTIPO

“La Fundación Picarral hace una llamamiento a la sociedad en general para desarrollar miradas que puedan reconocer ese valor que la diversidad contiene y superar cualquier estereotipo o prejuicio”, añade.

La campaña de comunicación surge tras un proceso de trabajo, iniciado en 2020, y desarrollado por el alumnado y profesorado de la entidad en el marco del proyecto ‘Nuestro Patrimonio Común’. Una labor formativa mediante la cual se esperaba que los y las estudiantes adquiriesen, reforzasen y entrenasen sus competencias interculturales.

De este modo, además de reconocer la incompatibilidad de los Derechos Humanos con cualquier tipo de prejuicio o forma de discriminación, el estudiantado ha tenido la oportunidad de deducir la utilidad práctica de esas competencias interculturales en el logro de una adecuada inserción sociolaboral o en el desarrollo de trayectorias profesionales prolongadas.

“Las y los jóvenes participantes han podido contar con espacios complementarios a la formación profesional que siguen, en los que poder tratar unos contenidos que les han permitido conocer y practicar valores asociados a la mejora de la convivencia y el reconocimiento de la diversidad”, apunta Dolset.

Adicionalmente, esta iniciativa ha ofrecido una plataforma para que los jóvenes asuman un rol protagonista y se convertían “creadores o mediadores culturales”, diseñando “productos culturales” coherentes con la perspectiva intercultural que pretenden visibilizar, como es el caso de la campaña de comunicación recién lanzada.

La iniativa ‘Nuestro Patrimonio Común’ ha contado con el apoyo económico del Departamento de Ciudadanía y Derechos Sociales del Gobierno de Aragón y del Fondo Social Europeo.

Publicidad