Jueves, 02 de Febrero de 2023

La pandemia ha pasado factura a la inflación y Aragón cierra 2020 con un IPC anual en negativo, del -0,6%, por debajo de la media española, del -0,5%, según los datos dados a conocer por el INE. Pero este descenso en los precios contrasta con el comportamiento de dos bienes clave en el último mes del año: la luz y los combustibles.


Publicidad


En diciembre, la electricidad experimentó una subida en Aragón respecto al mes anterior de un 2,9%, mientras que carburantes y combustibles registraron un aumento del 3,2%. Impulsado por la subida de estos últimos, los precios del Transporte también se incrementaron en diciembre, en concreto un 1,4%. Al alza está también la Vivienda, con una subida del 1,2%.

En el lado opuesto se encuentran grupos de bienes como Vestido y Calzado, con una caída del -4,1%, justificada con las primeras rebajas de invierno. Hoteles, Cafés y Restaurantes han bajado un -0,8%, y Alimentos y Bebidas no Alcohólicas un -0,7%.

Por provincias aragonesas, la tasa de inflación en diciembre de 2020 se situó en el caso de Huesca en un -1,2% anual, un -1,0% anual en Teruel y un -0,5% anual en Zaragoza.

En cualquier caso, en diciembre no había en Aragón ningún grupo de consumo cuya tasa de inflación fuera superior al 2% anual, considerado como crecimiento estable de los precios por parte del Banco Central Europeo, en sus objetivos de política monetaria.


Publicidad


Publicidad