Martes, 27 de Septiembre de 2022

“En abril ya tenemos previsto subir los precios de las barras de pan”, es lo que contaba una dependienta de una tienda de pan y repostería. Algo que tras la subida de productos como la harina, muchos consumidores aragoneses ya preveían. Lo que no tenían tan previsto es una subida generalizada de precios, más allá de los productos que se puedan ver directamente influenciados por el conflicto bélico entre Rusia y Ucrania. A partir de esta semana, varios productos de bollería y derivados del aceite de girasol van a subir hasta 10 céntimos su precio habitual, pero la subida generalizada de precios en grandes cadenas de supermercados está siendo habitual desde hace ya unos días.

HOY ARAGÓN ha podido acceder a un listado de precios entre los días 17 y 18 de marzo de un supermercado que está muy presente en las opciones del carro de la compra de los aragoneses. En este listado casi todos los productos suben una media de 40 céntimos, incluso algunos de cosmética llegan a aumentar su precio un euro. Otro ejemplo, todos los productos de derivados del lácteo, como lonchas de quesos, suben una media de 0,15 euros. Las hamburguesas de bacon, 0,20 euros, las empanadillas de atún, casi 30 céntimos, y los nuggets de pollo, 0,20 céntimos de euro.

LOS LICORES Y ZUMOS TAMBIÉN SUBEN

El que compraba una botella de licor de manzana o mora, de 700 mililitros, a 1,90 euros el pasado 9 de marzo, unos días después se tiene que gastar 2,50 euros. Y el que se gastaba en una botella de ponche de un litro, 6,50 euros, ahora se gastará 7,50. Son los nuevos listados de precios de productos de la lista de la compra. El mosto, también sube 0,55 céntimos de euro, o el zumo o el cava, entre 0,10 y 0,25 céntimos. Los licores se graban una media de 40 céntimos de euro en 24 horas. 

Fuentes consultadas por este periódico explican que estas subidas no corresponden solo a un día puntual. Casi todos los productos llevan subiendo sus precios varios días, céntimo a céntimo, y esto ya se está notando en las economías familiares. De un listado de más de cien productos, solo dos de ellos han bajado su precio y uno en concreto de forma ostensible. Se trata de las lonchas de jamón de bellota, un producto nacional. El kilo, que llegaba a costar 125 euros, desciende hasta los 95 euros. El mismo descenso, aunque no tan elevado, se va a notar en la bacaladilla. Este pescado blanco, de agua salada, que los barcos españoles capturan en el Océano Atlántico, ha bajado el precio del kilo 0,45 céntimos. Aragón se está situando al frente de esta subida de precios en España, algo que los que van a comprar al supermercado llevan días notándolo.

Publicidad