Sabado, 22 de Enero de 2022

El 2021 no ha sido un buen año para la venta de coches. En Aragón, las ventas cayeron un 6,4%, a lo que se suma que la crisis de componentes ha supuesto un nuevo ERTE en la planta de Stellantis en Figueruelas, algo que se repite en la mayor parte de marcas de coches.

No obstante, el grupo al que pertenece Opel, así como otras firmas como Peugeot o Citroën, es el que mejor se ha comportado en ventas en España. Ha registrado en 2021 un total de 257.191 matriculaciones, lo que supone una cuota de mercado del 25,4%, es decir, más de un cuarto de los coches vendidos en nuestro país han sido de alguna de las marcas de Stellantis.

Los modelos eléctricos, una de las grandes prioridades del grupo, han alcanzado las 15.104 matriculaciones, lo que supone una cuota del 21,5% y sitúa también a Stellantis como líder en España. Actualmente, el grupo ofrece 40 modelos 100% eléctricos e híbridos enchufables, entre los que se encuentra el superventas Opel Corsa-e, fabricado en Figueruelas.

MÁS MODELOS ELÉCTRICOS PARA FIGUERUELAS

La confianza de Stellantis en la planta zaragozana se ve reflejada en la reciente noticia de que el Peugeot e-208, también eléctrico, será fabricado en ella a partir de 2023. El modelo, que recibirá una actualización el año que viene, se monta actualmente en la fábrica eslovaca de Trnava, mientras que de los Peugeot 208 con motores de combustión se encargan las instalaciones marroquíes de Kenitra.

Otro modelo que muy posiblemente llegue a Figueruelas es el Lancia Ypsilon eléctrico, todavía sin fecha confirmada, lo que supondrá que la planta zaragozana cuente con una fuerte especialización para coches electrificados, con unas ventas crecientes año tras año gracias a su bajada de precio y a las restricciones cada vez mayores para los vehículos con motores diésel o de gasolina.

Esta especialización de Figueruelas como planta para modelos eléctricos supondría, por contra, que dos modelos que actualmente se fabrican en ella se trasladaran. Es el caso del Citroën C3 Aircross y el Opel Crossland X, que podrían derivarse a la fábrica de Eslovaquia.

Por su parte, el Corsa, seña de indentidad de la planta aragonesa, se mantendría tanto en su versión eléctrica como de combustión.

Publicidad