Lunes, 17 de Enero de 2022

El sector de la automoción no ha logrado salir de la crisis provocada por la pandemia, que ha contenido las ventas, a lo que se suma la falta de chips que ha obligado a parar la producción parcialmente en la mayoría de fábricas, entre ellas la planta de Stellantis en Figueruelas. Esta tormenta perfecta arroja unos datos en 2021 en los que destaca la caída en las ventas en Aragón.

El año pasado se matricularon en la Comunidad un total de 17.886 vehículos, 1.231 por debajo a 2020 (-6,4%). Los que más cayeron fueron los turismos con motorizaciones diésel, de los que se vendieron 3.471, un 34,11% menos. Las ventas de coches de gasolina fueron de 8.870, un 12,46% menos que en 2020.

Sí aumentaron las ventas de vehículos propulsados con otro tipo de tecnologías (eléctricos, híbridos, hidrógeno, GLP, etc.), concretamente un 49,22%. Se matricularon un total de 5.545 coches con estas motorizaciones.

Por provincias, el mayor descenso en ventas lo sufrió Teruel, con una caída del 11,84% respecto a 2020. Le siguió Huesca, con un descenso del 10,45%. En el caso de la provincia de Zaragoza, las matriculaciones se redujeron un 5,06%.

Las previsiones para 2022 tampoco son halagüeñas, aunque sí más positivas que las de 2021. Según la consultora IHS Markit, las ventas mundiales podrían alcanzar este año los 82,4 millones de vehículos, lo que supondría un 3,7% más que el año pasado, pero todavía muy lejos de las cifras de 2019, concretamente un 8,8% por debajo.

NUEVOS ERTEs ANUNCIADOS

Como han ido adelantando los expertos, la falta de suministros no se va solucionar a corto plazo, y 2022 arranca con nuevos anuncios de ERTEs. En el caso de la planta de Stellantis en Figueruelas, tras el parón navideño, ya se ha hecho público un expediente de regulación que se extenderá a 60 días por empleado (y podría llegar a un máximo de 80) y que se aplicará a lo largo del año.

Han quedado excluidos de este ERTE los empleados a tiempo parcial, los cuales se regirán por la “bolsa de horas”, han informado desde la fábrica.

Esta situación es generalizada en el sector de la automoción, que a nivel nacional podría llegar a más de 23.000 afectados por ERTEs. Seat fue la primera marca en anunciar un nuevo expediente que tendrá vigencia durante 2022, a las que se han sumado compañías como la propia Stellantis, Renault o Mercedes-Benz.

Publicidad