Lunes, 10 de Mayo de 2021

Los líderes de CCOO y UGT de Cataluña se han mostrado “pesimistas” sobre la posibilidad de que la fábrica de baterías eléctricas se instale en Cataluña en lugar de Zaragoza, ante la falta de información y de acción política, por lo que han pedido a las administraciones “que se pongan las pilas”.

La percepción del sindicalismo no está fundada en ninguna información oficial aunque están “pesimistas”, como afirmó ayer el secretario general de CCOO de Cataluña, Javier Pacheco, ha asegurado que son “pesimistas” por la falta de información concreta sobre la planta.


Publicidad



Publicidad


Por ello, emplazan a todas las administraciones a trabajar “urgentemente” para que la planta de baterías venga a Cataluña de la mano del grupo Volkswagen, que presentó el proyecto con el Gobierno, y les pidió que tengan en cuenta el papel de las organizaciones sociales y económicas en la definición de este proyecto.

Pacheco alertó que, de no ser así, nos podemos encontrar con otro tipo de decisiones de influencia política diferente a la realidad que se necesita económicamente y que “otro territorio” acabe “llevándose el gato al agua”.

“El tiempo se está convirtiendo en un problema para que la planta de baterías acabe saliendo del territorio catalán y no se quede a nuestro lado“, ha añadido.

Por su parte, el secretario general de UGT de Cataluña, Camil Ros, dijo que la Generalitat “tiene que ponerse las baterías” porque “está desaparecida” y estamos perdiendo la oportunidad de que este proyecto se concrete.

Publicidad