Domingo, 13 de Junio de 2021

Llevaba años huyendo de la justicia y tenía más de una veintena de citaciones pendientes en juzgados de Cataluña, Aragón y Andalucía por estafa, extorsión, robo con fuerza y malos tratos en el ámbito familiar.


Publicidad


El pasado 11 de diciembre la Guardia Civil recibió el aviso. Lo habían localizado y podría estar armado. Sin embargo, el dispositivo preparado para su detención no tuvo éxito y no consiguieron que saliese de su escondite.

¿Dónde estaba ese escondite del que la Guardia Civil no consiguió que saliese este prófugo de la justicia? Exactamente en los alrededores de la misma localidad turolense en la que, a principios del mes de junio de 2020, Pedro Lozano García, conocido como ‘el Rambo de Requena’, era detenido no sin antes herir a un guardia civil en Muniesa.

Andorra, una localidad de poco más de 7.000 habitantes y capital de la Comarca Andorra-Sierra de Arcos, se ha convertido en refugio de ambos delincuentes. Los dos huían de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad y pararon por la zona para buscar un escondite temporal. Pero, ¿por qué en Andorra y su entorno? ¿Qué les llamó a dirigirse hacia esta Comarca del Bajo Aragón?

IGOR ‘EL RUSO’, EL ORIGEN

Algunas fuentes de la investigación apuntan a que ambos tenían conocidos que les podrían haber ayudado a esconderse. Otras fuentes creen que fue otro motivo lo que les movió a dirigir sus huidas hacia esta zona del Bajo Aragón.

Y estas otras fuentes apuntan a otro peligroso delincuente que dejaba un rastro de dolor y muerte en la zona. Norbert Feher, conocido entre otros sobrenombres como ‘Igor el ruso’, mató en diciembre de 2017 a un ganadero andorrano y a dos guardias civiles antes de huir y ser detenido a 70 kilómetros del lugar del triple crimen.


Publicidad


Feher eligió esta zona como lugar de escondite tras haber asesinado a otras dos personas, una de ellas policía, en Italia. Mucho se especuló sobre su llegada a España pero, ¿por qué en Aragón? El extenso territorio de esta zona, parte de la ‘España vaciada’, así como su escasa densidad demográfica, podrían según fuentes cercanas a estos casos, haber contribuido en su elección.

Sea por un motivo o por el otro, la localidad de Andorra ha vuelto a salir en una nota informativa de la Guardia Civil. De nuevo, marcada como el “escondrijo” de un prófugo de la justicia, con más de 20 causas pendientes. Un delincuente que, como Feher, o Lozano, ha acabado detenido cuando intentaba seguir huyendo, y tras salir de ese “escondrijo”.

Publicidad